http://images2.listindiario.com/image/article/405/680x460/0/91DDF634-932F-48F1-92B4-5D6874E47E29.jpeg
Listin Diario
25 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:49 PM
Las Mundiales 29 Noviembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
FENÓMENOS METEOROLÓGICOS
Devastador ciclón “Sandy” protagonizó una temporada de huracanes muy activa
MAÑANA TEMRINA LA TEMPORADA DE HURACANES
Compartir este artículo
Emilio J. López | EFE
Miami

Aunque la temporada ciclónica en la cuenca atlántica, que termina mañana, ha sido particularmente activa este año -con 19 tormentas tropicales, de las que 10 llegaron a ser huracanes-, será recordada, sin duda, por la mortífera y devastadora supertormenta "Sandy".

Este ciclón arrasó a finales de octubre la costa noreste de EEUU y causó entre 125 y 150 muertos, además de causar daños materiales por valor de entre 50.000 y 100.000 millones de dólares, según dijo hoy a Efe Todd Kimberlain, meteorólogo del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU.

Así, este fenómeno meteorológico, que previamente azotó también a Haití, Cuba y Jamaica, puede ser "uno de los dos o tres más costosos en la historia" de EEUU, según Kimberlain.

"Sandy", que oficialmente ya había dejado de ser huracán cuando alcanzó la cota estadounidense, es el único ciclón, además de "Isaac", que tocó tierra en EEUU durante esta temporada de huracanes, que comenzó el 1 de junio y acabará mañana, 30 de noviembre.

Si bien el presidente estadounidense, Barack Obama, declaró "zona catastrófica" las áreas de Nueva York y Nueva Jersey, anegadas por la marejada, esta supertormenta afectó también a Connecticut, Delaware, Maryland, Massachusetts, Nuevo Hampsire, Carolina del Norte, Pensilvania, Rhode Island y Virginia, y dejó sin fluido eléctrico a unos ocho millones de hogares.

Su llegada a la costa estadounidense estuvo acompañada de polémica, ya que algunos meteorólogos expresaron cierta sorpresa por el hecho de que el CNH no emitiera un aviso de huracán (paso del sistema en 36 horas) antes de que su centro tocara tierra.

Horas antes de que eso ocurriera, el presidente de AccuWeather, Barry Myers, instó al CNH a que revirtiera su decisión de no emitir ese aviso.

No obstante, Dennis Feltgen, del CNH, explicó hoy a Efe que "'Sandy' era una tormenta enorme y sin precedentes, que efectuó una transición de huracán a ciclón postropical antes de que su ojo tocara tierra".

Esto, combinado con un frente frío invernal "produjo diferentes tipos de riesgos que afectaron a una amplia área, tanto en la costa como en el interior", apostilló.

Dada la "inusual naturaleza de la tormenta", prosiguió el meteorólogo, se necesitó que el Servicio Nacional de Meteorología (NWS) tomara "medidas inusuales para preparar a la nación" ante el potencial destructivo de esta tormenta.

Ese organismo "tomó medidas para asegurar un mensaje sistemático que fue divulgado para reducir las ocasiones de confusión" generadas "por los medios y el público", justificó Feltgen.

Para Dan Kottolowsky, meteorólogo de AccuWeather, "Sandy" quedará probablemente en los anales meteorológicos como el "más costoso registrado en la costa noreste del país, aunque probablemente no tan destructivo como 'Katrina'".

Además, "Sandy" dejó 67 muertos a su paso por varios países del Caribe, en su mayoría en Haití y Cuba.

Con respecto al resto de la temporada de huracanes, las predicciones de los meteorólogos del CNH, que pronosticaron una actividad por encima de la media en la cuenca atlántica, se cumplieron, aunque tuvo poco impacto en tierra.

Lo más "inusual" de esta temporada, según Kimberlain, es que sólo se formó un huracán de categoría mayor (de 3 a 5 en la escala de Saffir Simpson), que fue "Michael".

Pero no menos extraño resultó que "los puntos calientes" de la actividad ciclónica se localizaran en el centro-este y centro-norte de la cuenca atlántica y que la mayor parte de las tormentas tuvieran una vida corta y "no se desarrollaran en los trópicos".

Un factor esencial que contribuyó a la formación de tan alto número de tormentas fue la ausencia del fenómeno de "El Niño", que se desarrolla en el Pacífico y tiene una conexión directa con la atmósfera del Atlántico.

"El Niño", según recordó el meteorólogo, inhibe la formación de huracanes en el Atlántico y tiene un efecto contrario en el Pacífico tropical. 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña