Listin Diario Logo
24 de junio 2019, actualizado a las 08:25 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Vida Verde jueves, 06 de junio de 2019

ALGAS MARINAS

Sargazo en el Caribe: hay que llevar el tema a los foros internacionales

La recomendación es del ecólogo y científico puertorriqueño Ariel Lugo, quien considera que las algas son un suministro inestable. “No tenemos una línea cierta de si ocurrió hace 200 años y 200 años en la vida de la naturaleza no es nada”.

Yaniris López
yaniris.lopez@listindiario.com
Santo Domingo

Las altas temperaturas traen de vuelta una gran cantidad de sargazo a las playas caribeñas. Las propuestas para deshacerse de ella no parecen dar frutos y el problema afecta sobre todo al sector turístico. 

Durante una entrevista ofrecida a Listín Diario a finales del 2018, el científico y ecólogo puertorriqueño Ariel Lugo abordó el tema y su perspectiva no fue muy halagadora.  

“El sargazo es un ejemplo de la conectividad mundial. El mar de los sargazos está sometido a los movimientos de la corriente. Está ocurriendo en mayor medida en los últimos años pero estos volúmenes no son clásicos. No tenemos una línea cierta de si ocurrió hace 200 años y 200 años en la vida de la naturaleza no es nada”, explicó entonces el director del Instituto Internacional de Dasonomía Tropical –IITF- del Servicio Forestal de Estados Unidos, con sede en Puerto Rico.

Lugo comentó  que es frecuente usar la frase ‘esto nunca había ocurrido’ cuando lo correcto sería decir “esto, en los últimos 50 años, no había ocurrido”.

“Cincuenta años en la historia de la vida sobre la Tierra es menos de un nanosegundo. No tenemos un bagaje histórico de si hace 400 o 500 años ocurrió este fenómeno y si eso que está pasando es el desencadenamiento de procesos asociados a todos los cambios que se están produciendo”.

También aseguró que un solo país no puede resolver el problema.

“Se necesita un pensamiento internacional, porque usted no puede poner entre Bahamas y La Española una red para evitar que pase. ¿Cuál es el tema? Llevarlo a los foros internacionales, movernos, promover investigaciones desde República Dominicana, en este caso. La segunda es que los que tienen las afectaciones van a tener que enfrentar un proceso de limpieza durante los últimos años”.

La presencia inusual de sargazo en el litoral dominicano se acrecentó a partir del 2011, causando sorpresa en la población citadina cuando las algas marinas pintaron de amarillo el malecón de Santo Domingo y gran parte de la costa sur.
 
¿Qué se puede hacer con ella?

“He visto algunas propuestas interesantes del uso del sargazo pero tenemos que tener presente que es un suministro inestable, que no es fácil determinar la frecuencia ni el momento en que va a ocurrir, que montes una fábrica  de procesamiento para obtener algo de las algas y sea el  último año en que se produzca”.

La aparición de estas algas, aseguró, es un magnífico ejemplo de lo que es la conectividad global, “de ver que lo que ocurre en China nos puede afectar, que lo que nosotros hagamos con la basura del Ozama puede estar afectando a otros y nuestra basura llegar a las costas de otros”.  

“Lo mismo pasa con el sargazo, un fenómeno que hay que monitorear, dar seguimiento e ir buscando soluciones parciales en cada lugar”, explicó Lugo.

Para el ecólogo se trata, sin embargo, de un tema menos problemático que el plástico. ¿Por qué?
“Porque se pudre, constituye un enriquecimiento natural de las aguas marinas y al final se pierde; no produce peste ni pérdida de la playa. La naturaleza lo absorbe; los plásticos, no. Fíjese la diferencia de dos volúmenes de lo que llamamos basura”.

 


Más en Vida Verde