Listin Diario Logo
01 de octubre 2022, actualizado a las 04:04 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 06 de agosto de 2022

Desde la última butaca

Memorias de una Geisha

  • Memorias de una Geisha
Luis Beiro
luis.beiro@listindiario.com
Santo Domingo, RD

Las prostitutas en el cine es tema atractivo. En el Japón de antaño, un determinado tipo de mujeres dedicadas a ese oficio sobresalía por su esmerada educación, habilidades musicales, danzarias y pulcra vestimenta. Hasta existían escuelas para formar excelentes “damas de compañía”. Se les llamaba “geishas” y eran muy codiciadas por políticos, empresarios y gentes vinculadas al poder económico.

El filme “Memorias de una geisha” parte de un libro con éxitos de venta debido a su naturaleza comercial y emotiva. Llevado al cine, el guion no pudo ir más allá de una trama traída por los pelos, llena de recursos comunes y corrientes para obras de este género. Despierta sensiblerías y emociones a granel. Ese es su único valor.

Los personajes son “malos” o “buenos”. No cambian de color, ni el guion se encargó de trasmutarlos. Por ejemplo, el siempre efectivo Ken Watanabe es aquí un simple galán del montón, con personalidad recortada. Hasta la inmensa Gong Li interpreta a una geisha llena de estereotipos, plana a todas luces. Mucho peor aparece la protagonista Zhang Ziyi, por entonces la nueva “diva” del cine chino. Ella titubea, desconcierta. Lo hace con ingenuidad pocas veces superada.

Estamos en presencia de un filme exhuberante, de belleza formal, con grandes decorados, maquillaje, escenografía y vestuario. Pero su asidero corresponde al melodrama, a resaltar el lado emotivo de una historia que mereció un tratamiento mucho más humano. Su versión cinematográfica también es horrible. A Hollywood le gusta este tipo de historias porque le aporta abultados ingresos. Pero no nos engañemos. “Memorias de una geisha” es un filme de ensueño, que rememora épocas, costumbres y tradiciones en una sociedad determinada. Se aparta del trasfondo. Se queda en las ramas. Incapaz de sumergirse en aguas profundas.

Ficha técnica

País: Estados Unidos. Año: 2005. Duración: 145 minutos. Director: Rob Marshall. Guion: Robin Swicord (sobre una novela de Arthur Golden). Reparto: Zhang Ziyi, Ken Watanabe, Gong LI, Suzuka Ohgo y Kogi Yakusho. Premios: 3 Oscars de 6 nominaciones: Mejor Fotografía, Mejor Vestuario y Mejor Dirección Artística. Sinopsis: Una menor es vendida junto a su hermana. Llega a una casa de geishas donde la preparan para convertirla en una esmerada dama de compañía. Está en Nerflix.