Listin Diario Logo
30 de junio 2022, actualizado a las 06:29 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 14 de mayo de 2022

Maravilloso

  • Maravilloso
Homero Pumarol
Santo Domingo, RD

Factura contra costumbre es una guerra diaria, la guerra cotidiana, la lucha de los días, un arte indiscutible saberlos llevar, junto a las facturas y la costumbre. Ahora bien, mucho mayor es el arte

cuando -valga la redundancia- hay algún arte involucrado en la ecuación, pues las facturas no paran de llover por más amor al arte, por lo general es todo lo contrario, pues una de las cosas que hacen del arte un vicio prohivitivo, son las facturas.

Pueden los días significar tantas cosas, los días siempre significan, son maravillosos aún cuando aprietan, un amigo escritor diría: -Los días no aprietan, aprietan las facturas.

Los días siempre exigen de nosotros una forma de vivirlos, de enfrentarlos y en ello está la maravilla de esta vida, en la forma en que la enfrentamos, sea arte, sea oficio o sea puro talonario de facturas.

Las ideas que surgen en la mente de un escritor desempleado al juntar esas palabras son tan disimiles como los días mismos. Cada quien tiene su realidad y es esa forma de enfrentarla realidad da color a los días.  Ahora bien, si la costumbre es arte, las facturas, no el arte, dan color a tus días.

-No men, la mismita historia de siempre, que de pronto me vino un impulso maravilloso, de esos que no suceden todos los días y casi comencé a redactar la novela que siempre he querido escribir, pero tenía poco tiempo para entregar el artículo para vanidades, con el que pago to, hasta el mecánico pagué el mes pasado de ahí, y tuve que fajarme a escribir sobre cortinas de baño de funcionarios públicos y dejar la idea de la crónica de suspenso, la novela, pa’ después de cobrar.

Con los poetas la realidad es más llevadera, no menos terrible, ya que los poetas nacieron para el desempleo, por lo que sólo les arrastra de la risa cualquier recriminación relativa a esa convergencia de factura contra costumbre.

Lo peor siempre son los comentarios y relajos de los amigos escritores, cuyos ojos sin lugar a dudas leerán tu artículo de vanidades como si leyeran a Truman Capote, cuando se enteran de que perdiste otra oportunidad de iniciar esa novela de la que tanto has hablado, un amigo escritor diría así:

-Ya uno se sabe todos los detalles, las situaciones y los personajes de esa protonovela, que de seguro te iba a sacar de abajo, y que sin dudas te haría lentamente millonario, como sucede sólo a los grandes, pero no señor, cortinas de baños de funcionarios públicos, ese sí es tu tema.

Las cosas que suceden alrededor de los oficios, ya sean o no arte, siempre nos dan qué pensar o de que reír, y sólo eso es maravilloso.