Listin Diario Logo
28 de mayo 2022, actualizado a las 04:31 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 30 de abril de 2022

Marielys Duluc, una niña que soñaba con ser escritora

  • Marielys Duluc, una niña que soñaba con ser escritora
Jazmín Díaz
Santo Domingo, RD

Comenzó a escribir debido a su pasión por la lectura. “Yo digo que los libros me salvaron la infancia”, declara Marielys Duluc, quien se autodefine como una niña “solitaria”, que vivía en su burbuja, y los libros fueron su “salvación”.

Su primera lectura fue “La Sirenita”. Recuerda cuando fue a la biblioteca de la escuela donde estudiaba y le dijo al encargado que quería un libro, y este no creyó que ella supiese leer, porque en ese momento cursaba la primaria.

El bibliotecario le dijo “léeme ahí”, a lo que respondió con su iniciación en la lectura que le abrió infinidad de puertas.

De niña “aún no tenía claro que su pasión era escribir”, y en la escuela sus maestros la castigaban porque se sentaba a escribir poesía durante las clases. “¿Cómo un maestro de artes puede decirle a una niña que no puede escribir poesía, porque eso no era lo que él estaba enseñando en la clase?”, se pregunta Marielys con tristeza y decepción.

“La poesía no es para ti” o “mejor dedícate a leer, porque escribir no es para todos”, eran muchas de las frases que esta poetisa escuchaba de los adultos cuando con apenas 10 años les mostraba sus escritos.

 “Yo quería estudiar Filosofía y Letras, eso era lo que me interesaba, pero las personas a mi alrededor me decían ´si estudias eso vas a ser maestra y los maestros se mueren de hambre´, recuerda sobre por qué decidió estudiar periodismo, una carrera que le permitiría explotar su pasión por escribir.

Duluc integró la segunda promoción del programa Periodista por un Año del periódico Listín Diario, en la provincia Santiago. En ese contexto fue creando un espacio y explotando su talento para escribir e informar al pueblo que tanto ama.

Su primera publicación fue un cuento escrito a los nueve años, después de ganar una competencia literaria promovida por el Banco de Reservas (Banreservas).

Sus inicios

Duluc se interesó por el mundo de la poesía cuando le dedicaron el poema “Sonatina”, de Rubén Darío, a la edad de 8 años. “Me enamoré de la literatura porque quería escapar y la única forma era leyendo y creando mis propios mundos… la literatura era mi momento de ser niña, en un mundo de adultos”.

Duluc expresa que para ella fue demasiado fácil pasar de lectora a escritora, mostrándose orgullosa por haberlo logrado.

Se define como una poeta “diferente”, que no se inspira por las cosas bonitas, sino por los actos toscos y su forma de observar la vida. “La gente cuando piensa en poesía piensa en romanticismo, pero mi poesía no es romántica, pero si es de amor, lo que escribo es para víctimas de atentados, mujeres abusadas, porque es un acto de amor escribirles a esas personas, aunque no sea amor romántico”, explicó.

Lo más difícil de escribir ha sido “vivir solamente de escribir”, porque “vivir de la poesía no es fácil ahora mismo”, reflexiona Marielys, quien considera que ser poetisa en “una sociedad machista” es uno de los retos más difíciles que ha tenido en toda su carrera.

Ser una escritora que se dedica a la poesía erótica, definir el sexo y su placer es una de las muchas trabas que Duluc ha tenido que vencer desde su infancia. Y todavía hoy lucha contra ellas.

“Pase de ser una niña con una habitación llena de libros a una mujer con una habitación llena de libros con mi cara”, recordó Marielys con una sonrisa.

Su vida en Madrid

“Yo le agradezco a Madrid todo lo que me ha hecho crecer como poeta porque ahí fue donde empecé a crecer. España me abrió un montón de puertas, en esta ciudad puedo ser poeta, feminista, una mujer negra, latina y dominicana, sin tener que sentir miedo a ser encerrada en un marco”, sostuvo.

Recuerda que en La Feria del Libro de Madrid, un editor la presentó a un grupo de personas y dijo “esta es Marielys Duluc la escritora más linda, amable y bonita que vas a encontrar”.

Sobre esta definición de ella con tintes machistas, dijo que prefiere ser recordada por su obra y no por su físico.

Los libros de Marielys representan sus sentimientos y vivencias: “Ya no soy la niña que venía de Higüey en una guagua con 500 pesos a la feria del libro, ahora soy una escritora que representa a su país en el mundo, el círculo se ha cerrado y la niña de 8 años ha logrado su sueño”, dijo Marielys.

Al enterarse de que fue invitada a la Feria Internacional del Libro de su país, le pareció muy divertido porque tuvo incluso que preparar su viaje con solo 48 horas de anticipación. “Ha sido muy interesante encontrarme con escritores importantes en todo el mundo que pueden apreciar mi trabajo”, resaltó Duluc.

En esta feria se ha encontrado con lectores y colegas que le han expresado admiración.

Actualmente escribe un libro llamado “Periodismo Poético”, en donde toma los sucesos del día a día y los transforma en versos dedicados a sus protagonistas o víctimas.

Su libro “Fuimos papel y ardimos” detalla su sentir en un momento clave de su vida, mientras vivía un proceso de divorcio.

Para ella, el sistema educativo dominicano debería cambiar en cuanto a los libros que recomiendan para los niños, adolescentes y jóvenes, pues estos no quieren leer los clásicos, sino que quieren obras contemporáneas que también los involucren en el placer de la lectura.

Tiene muchas dudas, y pregunta: ¿Por qué el sistema no ha llevado a los niños a que lean? en vez de ¿Por qué los jóvenes no leen?

Su mensaje para quienes quieren convertirse en escritores no admite segundas lecturas: “Lean, escriban y luchen porque su sueño se convierta en realidad”.

 “Nos volvimos adictos a la combustión, ignorando nuestra vulnerabilidad como en esas batallas mal elegidas donde hiere más la armadura que la espada y pasó lo inevitable, fuimos papel y ardimos.