Listin Diario Logo
29 de enero 2022, actualizado a las 01:33 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana domingo, 09 de enero de 2022

Maravillosa mezcla

  • Maravillosa mezcla
Homero Pumarol
Santo Domingo, RD

Mezcla de español con inglés, con francés, con patois o creole. Mezcla de mundos, de continentes, de pedazos de tierra de una misma isla de las Antillas Mayores. Mezcla de razas, mezcla de culturas, mezcla de tiempos muy distintos y que en un momento de la historia parecía imposible que pudiera suceder.

Mezcla de costumbres que no se conocían, que se estaban apenas formando, que nunca antes habían estado tan cercanas, formando parte de una sola cosa. Se entrecruzaron universos y a partir de entonces hubo un antes y un después en la historia.

Mezcla de oraciones, de palabras, de idiomas, de movimientos, de gestos, de formas de vestir, de formas muy distintas de ver la vida. Costumbres y hábitos mezclados una y otra vez hasta que uno termina aprendiendo a reconocer esa mezcla como un indicador de procedencia, como un distintivo del que uno forma parte. Entonces alguien dice: -Ese es de allá.

Puede decirse lo mismo hablando de muy distintas cosas procedentes del mismo encuentro de culturas, el distintivo cultural que nos identifica es la mezcla. En términos raciales es muy evidente, pero igual en cada aspecto que toquemos de nuestra sociedad, de nuestra cultura. La mezcla de muy distintos elementos termina conformando lo que somos.

Blanco español, negro africano y mestizo -yo odiaba que nos dijeran así- o taíno. Mezcla de la naturaleza, mezcla de la historia, mezcla de la geografía. No se trata de volver a la escuela a repasar las distintas materias que mal que bien conforman nuestra educación, sólo cito algunos elementos que nos conforman, siempre hemos sido y siempre somos el resultado de una mezcla de cosas o fenómenos muy distintos, muy distantes, muy dispares, muy nosotros mismos.

Gestos, razas, lenguas, huesos, religiones, palabras, cantos, juegos, leyes, políticas y tiempos que nadie imaginó juntos, pero cuya reunión tiene como resultado una maravillosa mezcla única: Lo que somos.

Nuestra forma de hablar, de pronunciar el español, que cada vez con mayor insistencia metemos palabritas en un inglés que sólo entendemos nosotros y que hasta los dominicanos que residen en Estados Unidos de pronto dicen: What?

Si, lo dominicano es siempre el resultado de una mezcla, una maravillosa mezcla de cosas, por supuesto, nada más y nada menos que en el Mar Caribe.