Listin Diario Logo
10 de julio 2020, actualizado a las 12:01 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana domingo, 14 de junio de 2020

Narrativa

Duendes de sueños rotos, de Jesús Paniagua

  • Duendes de sueños rotos, de Jesús Paniagua
Luis Beiro
Santo Domingo, RD

Jesús Paniagua tiene veinte años, estudia Ingeniería Civil en la Universidad Iberoamericana (UNIBE) y acaba de publicar su primera novela, “Duendes de sueños rotos” (Amigo del Hogar, 2010). Su nombre ya hay que apuntarlo entre los nuevos rostros de las letras dominicanas, no solo por los aciertos formales que evidencia en esta obra, sino por el manejo de las técnicas narrativas, así como su rigurosa disciplina como lector y su incansable laboreo como inventor de historias.

“Duendes de sueños rotos” es una novela que se lee sin bostezos y que, de sorpresa en sorpresa, deja la sensación de haber enfrentado un hecho cultural que contribuye a su enriquecimiento estético.

Su tema se relaciona con la historia de un empresario corrupto que “invierte” sus recursos en un candidato a la presidencia de la República que, en definitiva, pierde el proceso electoral. El hombre va a parar a la cárcel por cuestiones amorosas y desde allí, enfrenta su vida y sus errores a partir de las confesiones a un sacerdote que va a visitarlo. El tema derrocha la inmediatez que le exigía Ernest Hemingway a los novelistas de su tiempo. Pero su escritura, a diferencia de la lograda por el autor de “El viejo y el mar”, va más allá del simple contar. Aquí hay un retrato epocal elaborado. Sus personajes no dicen más de lo que deben y el discurso narrativo se encarga de poner los puntos en el lugar preciso para que el lector no pierda su valioso tiempo ante subtramas innecesarias o reflexiones a flor de piel.

“Duendes de sueños rotos” funciona como las piezas de un reloj porque cada episodio está colocado en el lugar indicado.

Su entramado técnico derrocha creatividad literaria no solo por incorporar el habla natural de cada personaje que retrata.

Es un texto de ficción escrito desde varios planos, sin divisiones capitulares; planos que el autor maneja con exactitud, elegancia y limpieza para que el lector se adentre en la trama sin tropiezos ni saltos bruscos. Su prosa es moderna, tanto en su concepción como en su fraseología: Párrafos breves, diálogos cortantes, imágenes no rebuscadas contemporáneas, episodios no reiterativos y, sobre todo, la marcada voz de un narrador que no se detiene en esplendores poéticos, sino en la audaz fotografía cinematográfica: estas son algunas de sus virtudes más evidentes.

Es un texto que solo pretende contar una historia al amparo de técnicas narrativas para que el lector saque sus propias conclusiones.

“Duendes de sueños rotos” es, además, un homenaje a la conducta ética, una denuncia contundente contra los devaneos politiqueros, y una esperanza para las letras nacionales por constituir el nacimiento “oficial” de un escritor con recursos suficientes para enriquecer nuestro panorama narrativo.

Jesús Paniagua, Ingeniero Civil, tal vez no asista a los talleres ni a los grupos literarios, pero está escribiendo una obra de ficción que mucha falta nos hace.