Listin Diario Logo
06 de abril 2020, actualizado a las 06:10 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana viernes, 20 de marzo de 2020

CINE

Serpico: La lucha contra el medio corrupto

  • Serpico: La lucha contra el medio corrupto
  • Serpico: La lucha contra el medio corrupto
  • Serpico: La lucha contra el medio corrupto
Rienzi Pared Pérez
Santo Domingo, RD

El famoso refrán popular dice “donde quiera se cuecen habas”. Esta frase explica la existencia de situaciones difíciles en cualquier lugar sin importar el grado de desarrollo social, porque las ambiciones humanas son las que contribuyen a distorsionar los deseos más sanos.

La cinta que analizamos y recomendamos en el día de hoy se refiere a la corrupción policial en la ciudad de Nueva York en la década de los años sesenta y setenta, cuando un policía con valores y respetando el cumplimiento del deber vivía en constante paradoja con su yo interior con la realidad que le tocó vivir junto a sus compañeros del distrito policial al cual pertenecía.

Este policía, llamado Frank Serpico (Al Pacino) es un agente que por querer hacer lo correcto era para sus compañeros un estorbo o escoria porque no era parte del engranaje de corrupción de la dotación policial a la que Serpico pertenecía.

El comienzo del filme recrea el mismo momento en que este policía es llevado a una sala de urgencia sin saber quién realizó el disparo. ¿Será un compañero suyo o lo hizo un delincuente cualquiera? Esta es la gran pregunta que nos hacemos al inicio del filme. Desde ese momento, la cinta hace una retrospectiva para conocer a fondo al personaje desde su manera de pensar y de actuar en su vida.

Al Pacino encarna a un personaje con demasiada fuerza, máxime en el momento de su juventud y el carisma del actor en ese momento por su participación en la película “El padrino”. Serpico cree en su trabajo y en la justicia, por lo que se entrega a sus quehaceres hasta que poco a poco va descubriendo la suciedad de la corrupción que impera en su distrito policial. Estamos en presencia de una producción sobre un tema moral.

En nuestras vidas, podríamos enfrentar situaciones que pudieran confrontarnos a qué hacer en momentos difíciles. Sin embargo, estará en nuestro espíritu no caer en las garras del dinero fácil. Cicerón decía que “la honradez es siempre digna de elogio, aun cuando no reporte utilidad, ni recompensa, ni provecho”. Es por ello, que este conflicto emocional con el medio que nos rodea será una lucha titánica para poder vencerla.

Es por todo lo anterior que en la trama de esta obra se verá en profundidad este conflicto con un guion muy bien estructurado por el cual fue nominado a los premios Oscar. Además, posee una puesta en escena exquisita por parte de su director Sidney Lumet, un hombre que llegó del teatro y se convirtió en una figura. Además, aquí logró dotar a su filme de unas actuaciones emblemáticas para la década de los años setenta.

Muy buena película que les exhortamos que puedan ver; porque les aseguro no quedaran defraudados.

CURIOSIDADE

Literatura

1) El guion fue escrito por Waldo Salt y Norman Wexler basado en el libro de Peter Maas sobre Frank Serpico, quien fue un agente del Departamento de Policía de Nueva York.

2) En un principio la producción iba a ser dirigida por John G. Avildsen (involucrado después en “Rocky”); pero los productores terminaron eligiendo a Sidney Lumet.

3) El director no quiso que el verdadero Frank Serpico estuviera en el set de rodaje para evitar incomodidades con los actores y el personaje presente.

4) La película tuvo éxito comercial; ya que el presupuesto fue de dos millones y medio de dólares y los ingresos por venta de taquilla ascendieron a casi treinta millones de dólares.