Listin Diario Logo
28 de febrero 2020, actualizado a las 07:59 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 25 de enero de 2020

CINE

El maestro Bong Joon-ho 2 “Mother”, lecciones de buen cine

  • El maestro Bong  Joon-ho 2 “Mother”, lecciones de buen cine
  • El maestro Bong  Joon-ho 2 “Mother”, lecciones de buen cine
  • El maestro Bong  Joon-ho 2 “Mother”, lecciones de buen cine
Luis Beiro
luis.beiro@listindiario.com
Santo Domingo, RD

Mother (2009, 128 minutos) es una obra de arte en el sentido total de la palabra. Significó el despegue definitivo de Bong Joon-ho hacia temas de naturaleza irredenta, donde las diferencias sociales ocupan espacios preferenciales. Sus cuatro películas posteriores al cortometraje “Saking Tokio” (realizado en Japón junto a los franceses Leo Caraz y Michel Goundry), son pruebas contundentes de una cinematografía crítica sobre los problemas que deben enfrentar los humanos en la posmodernidad. La citada “Mother”, junto a “Snowpierce” (2013, 126 minutos), “Okja” (2017, 118 minutos) y ahora “Parásitos” (2019) no ocultan un discurso ético envuelto en excelencias tecnológicas que lo proyectan como primicia del Siglo XXI.  

Algunos episodios de “Mother” se conectan con dos cintas de este director. De “Memories of murder” se recrea la impericia policial para encontrar al verdadero culpable de un crimen execrable. De “Parásitos” anticipa el irreconciliable enfrentamiento entre ricos y pobres, lo que en “Mother” se recrea en un campo del golf donde los poderosos acuden al entretenimiento mientras la gente de pueblo recoge pelotas y palos que caen en una laguna.

Nivel profesional

No obstante, la historia de “Mother” tiene otra connotación que el maestro coreano se encarga de llevar hasta sus últimas consecuencias: la sobreprotección materna. Para evitar una sanción penal contra su hijo con problemas mentales, la madre es capaz de todo. No es la historia de una madre que salta sobre puertas cerradas para salvar a su vástago, sino una denuncia contra el concepto de “inocencia” en el ámbito familiar, aunque signifique acusar, destruir y aniquilar a otras personas inocentes.

“Mother” es una radiografía moral de un tipo de familia donde la tolerancia a los desmanes de sus miembros  convive en franca armonía con inconductas como la malacrianza, la complicidad y el infortunado criterio de que el hijo siempre tiene la razón.

Humor negro y sátira

Bong  Joon-ho arma un filme lleno de aristas, ángulos, subtramas y contrahistorias que hacen vibrar. Esto, junto a un manejo equilibrado de la cinematografía aporta, junto al thriller, una dosis de sátira, ironía y humor negro que aligera una historia compleja. La pasión que imprime la actriz Kim Hye-ja al personaje de la madre logra la excelencia. Ella sabe ser desconcertante y enfermiza. Aportó su talento al diseño de un tipo de mujer promedio en los más bajos estratos sociales  para que la misma, a lo largo del filme, mostrara una conducta oscilante entre la congoja, la paranoia y la locura. Esta virtud evitará que el espectador haga de ella un estereotipo. Al igual que su hijo, no son personajes unicordes. Saben desdoblarse desde las características individuales de cada quien.

Más aportes

La relación materno-filial muestra la mayoría de sus proyecciones enfermizas. Ya bien cuando ella imagina que su hijo es golpeado por un vehículo o cuando provoca un intercambio de fluidos: le lleva de beber en el mismo instante en este orina en medio de la calle.

Bin Won, encarna un equilibrado contraste en el papel del hijo. Bong Joon-ho, consciente de la linealidad que pudiera conformar a un personaje con características especiales, se encarga de ponerle rostro a su alma, de dotarlo de sentimientos encontrados, así como de cierta sensibilidad. En resumidas cuentas, no lo hace ni idiota, ni extravagante, ni cínico.

La narración transcurre con ritmo trepidante y desemboca en un final nada predecible en lo que al thriller se refiere. Un final demasiado alejado del drama convencional.

“Mother” sabe insinuar. Esta virtud motiva las conjeturas. Además, logra un clímax inesperado. Aporta dos características  del cine de denuncia social envuelto en un thriller:  la resolución de un asesinato y la extraña relación entre sus dos protagonistas.

Y mucho ojo con esa cámara tentadora. El espectador puede consumir una determinada realidad escrita en forma de guion gracias a esos giros ejemplares a través de primeros planos, intermedios y extensos que lo saben respetar.

CURIOSIDADES

Premios.

 

 La  fue seleccionada como Candidata al Oscar en 2010 a la Mejor Película de Habla No Inglesa y mereció el Gran Premio SIGNIS del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

 

Sinopsis.

 Un joven disminuido mentalmente y sobreprotegido por su madre es involucrado en un crimen del cual se considera inocente. La policía lo culpa y lo encarcela. Ella asumirá la defensa de su hijo hasta las últimas consecuencuias.