Listin Diario Logo
26 de mayo 2020, actualizado a las 02:06 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana domingo, 02 de febrero de 2020

Articulo

S.O.S ajedrez nacional

  • S.O.S ajedrez nacional
Nelson Pinal Borges, MI & FIDE Trainer
Santo Domingo

La suspensión de la asamblea ordinaria para elegir a las autoridades de la Federación Dominicana de Ajedrez (FDA) el pasado 26 de enero es una muestra fehaciente de la crisis institucional que existe en el Juego Ciencia nacional. En muchos años no había sucedido tal penosa situación que va en contra del prestigio del deporte dominicano en general.

Lo que se suponía que fueran unas elecciones tranquilas y acordes con los estatutos vigentes, se transformó en discusiones por la propia violación de los mismos por parte del ejecutivo que administra la FDA desde el año 2014 y que pretende quedarse con esos fines. O sea, sería  el mismo perro con el mismo collar y sin alternación real de poderes. Incluso la masa ajedrecística se cuestiona el por qué se ha creado una plancha con el mismo grupo que ha estancado al ajedrez nacional.

Según los estatutos de la FDA, la asamblea eleccionaria debe convocarse con 15 días de antelación a la fecha fijada, a través de dos periódicos de circulación nacional y al comienzo debe tener un orden del día de los temas a tratar, principalmente la presentación del informe económico y de las actividades realizadas en el período que concluye. Como estos puntos no se cumplieron, ya de hecho la asamblea quedaba descalificada a pesar de que el presidente saliente trató de festinar las elecciones sin presentar dichos informes como si seguir violando los estatutos hasta el último instante de su mandato era algo normal e insignificante.

Es sensato pensar que los más interesados en brindar ante la asamblea un detallado informe económico de la gestión realizada, deben ser sus propios ejecutivos y así tratar de silenciar los comentarios adversos desde que la Cámara de Cuentas de la República y  Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA) han estado investigando a la FDA. Por supuesto, cuando se convoque otra asamblea, el Comité Ejecutivo saliente debe presentar el informe económico y el de las actividades realizadas entre 2018 y 2020.

Al suspenderse la asamblea o congreso eleccionario la dirección del ajedrez nacional quedó en un limbo por lo que se necesita que el Comité Olímpico Dominicano tome cartas en el asunto de forma limpia, clara e imparcial y de esta forma evitar males mayores para que no se repita la situación de la Federación Dominicana de Fútbol donde el escándalo por la anarquía y la corrupción llegó a tal nivel que la Federación Internacional de Fútbol Asociación tuvo que actuar en contra del presidente de Fedofútbol.

Ante tal situación, la FDA, el COD, la prensa especializada y la opinión pública deben entender que hasta que  no se presente y discuta el informe económico, la crisis actual no tendrá solución. Una entidad sin fines de lucro como es la FDA debe reportar transparentemente el informe de ingresos y gastos. Es una obligación más que un deber.

En las últimas semanas se ha publicado por diferentes medios, que existen problemas en las Federaciones de esgrima y de boxeo;  por lo que se impone que el COD debe asumir su responsabilidad al frente del deporte dominicano sin miramientos ni favoritismos de personas y deportes o esperar que la bola de nieve siga creciendo como pasó en el fútbol y ahora en el ajedrez, la esgrima y el boxeo.

En ese tenor estimo que sería saludable para las torres y alfiles nacionales que la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) asumiera un rol más activo. No es que solamente la FIDE tenga en cuenta que el país ha tenido los peores resultados internacionales en los últimos años, es que tampoco ve con agrado que en 8 años la FDA no haya organizado un evento internacional para los ajedrecistas nacionales y del área Centroamericana y del Caribe. Como rectora del ajedrez mundial, la FIDE tiene calidad moral para actuar, máxime, cuando hace donaciones de recursos y fondos al ajedrez dominicano sin obtener como respuesta resultados prácticos y de desarrollo.

¿Quién salva a nuestro ajedrez, el COD, la FIDE, o los ajedrecistas honestos y desprovistos de intereses políticos y ambiciones personales?