Listin Diario Logo
26 de enero 2020, actualizado a las 06:41 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 11 de enero de 2020

CINE

Un gran golpe en París Rififí entre los hombres

  • Un gran golpe en París Rififí entre los hombres
Srienzi Pared Pérez
Santo Domingo, RD

El “cine negro”, es aquel que posee características muy recurrentes. Sus temas deben ser sombríos, de violencia y angustia. En ellas casi siempre existe la denominada “mujer fatal”, junto a la intriga y otros puntos comunes. Se dice que el comienzo del cine negro es a partir de la película “El halcón Maltés” (1941), de John Huston, y se prolongó por espacio de varias décadas.

Jules Dassin es un director norteamericano que emigró a Europa porque estaba siendo perseguido por la llamada “cacería de brujas” del senador Joseph McCarthy, por ser considerado entre un grupo de marxistas de la industria cinematográfica. Es así, que luego de una pausa en Londres, Jules Dassin se radica en Francia y comienza a trabajar en lo que sería una de las películas más elogiadas del cine clásico francés con las características del llamado cine negro. Nos estamos refiriendo a “Rififí” con el subtítulo de “entre los hombres” la cual se estrenó en 1955 y es una joya del cine mundial.

La trama descansa en Tony le Stéphanois (Jean Servais) que estuvo recluido por espacio de cinco años y sale de la prisión con intención de buscar nuevos rumbos que lo encamine a laborar honradamente; pero el criminal tendrá en su interior esa “llama” latente de obtener las cosas fáciles, máxime cuando alguien le presenta un proyecto para dar un gran golpe con poca dificultad.

Este hombre con poco dinero y desesperado por un amor traicionado, decide juntos con sus compañeros, dar el golpe triunfal a una joyería con  un original toque de perfección. La intriga, el suspenso y la acción, conllevará a que el espectador pueda sentir una obra bien acabada con excelencia en el guion, y una puesta en escena que grandes cineastas y la crítica internacional la ha valorado como uno de los grandes clásicos del cine francés de la década de los años cincuenta.

Y no era para menos. Porque uno de los momentos inolvidables de este filme, es el momento del robo donde existen 32 minutos sin diálogos ni banda sonora creando. Durante ese tiempo, tanto los personajes como el espectador sufren una atmósfera claustrofóbica y de desespero, que pondrán los pelos de punta por la tensión creada.

“Rififí” posee, además, actuaciones sobresalientes del elenco de actores en sentido general, y se ha considerado  como uno de los filmes policíaco y de atracos más famosos de la historia del cine.

Todo el rodaje del filme se desarrolló en París (calle del Louvre, calle Pigalle, etc.), Saint-Rémy-lËs-Chevreuse, así como en los estudios Photosonor, en Courbevoie

Su director, Julius Dassin fue uno de los 8 hijos de Samuel Dassin, un barbero y Berthe Vogel, inmigrantes rusos de religión judía.

Entre 1934 y 1936 estudió arte dramático en Europa; luego trabajó de 1936 a 1939 en el Yiddish Proletarian Theatre (ARTEF) de Nueva York como actor y director. Desde esa década fue militante de izquierda, pero en 1939, con el pacto germano-soviético, abandonó la afiliación expresa.

A partir de 1940, trabajó en Hollywood en calidad de ayudante de dirección de Alfred Hitchcock.

CURIOSIDADES

Fuera de USA Este film se convirtió en un clásico dentro de las películas de su género, siendo el primer filme rodado en Francia por un director estadounidense.

Peculiaridad.

En el argot francés, la palabra “Rififí” se define como “pelea u hostilidad entre bandas de malechores”.

La crítica.

El crítico, actor y director de cine François Truffaut dijo lo siguiente: “de la peor novela que he leído, Dassin hizo la mejor película de cine negro que haya visto”.

Referentes.

Las joyas que aparecen en el filme fueron auténticas creaciones de la famosa casa Dusausoy de París.

Taquilla.

La película fue galardonada con el premio del Festival de Cannes del año 1955 al mejor director (Jules Dassin, compartido).