Poesía y ensayo

España dice sí. Obras de José Mármol en Madrid

  • Nuevo epigrafe lorem ipsum amble siecuat lorem ipsum. EFE / AFP

Luis Beiro
Santo Domingo, RD

José Mármol es el escritor dominicano más reconocido en España. Dos de las más importantes casas editoras madrileñas, Visor de Poesía, y Bartleby, difunden sus publicaciones, las cuales son reclamadas por importantes sectores intelectuales de la Madre Patria.

Visor trae esta vez “Yo, la isla dividida”, un manojo de poemas de trascendencia humanista donde “el lirismo espiritual” señalado por Plinio Chahín en la nota de contra cubierta no es más que el trasfondo existencial de un autor que siente la división humana mucho más compleja que cualquier frontera territorial. Aquí hay un cantar pensante que fluye como un legado inesperado de palabras que le otorgan sentido a la existencia, a la confraternidad y a la no exclusión en el decir y en el hacer. La coherencia entraña una reflexión sobre el pensar y sus distintas maneras de asumir la vida.

La colección “Miradas”, de Bartleby reune artículos y pequeños ensayos de su muy leída columna en el periódico “El Día”, Carpe Diem. Bajo el título “Posmodernidad, identidad y poder digital, las nuevas estrategias de vida y sus angustias, aparecen estos textos que marcan desafíos.

Un gran poema
Yo, como la isla/ rodeado de ti por todas partes, dividido/ Apagado. Compungido. A la sombra./ Mientras tu rayo esplende como el aura temprana./ Me acomodo en el último pasillo del ocaso./ Me contento con ser de la música el vacío/ y de las palabras, cuando las pronuncias,/ apenas el asomo, dividido/ resquicio tal vez de aquel instante clave, inesperado/ en que de la cosa el sentido se resbala/ y la vocal se arrulla y se cierran los labios/ y ya nada se dice ni ha quedado por decir./ Yo, como la isla siempre,/ ahora sin ti,/ rodeado de mi propio animal por todas partes.

Colección Visor.
Publica el más reciente poemario de este autor que mereció el premio Casa de América.

Posmodernidad. identidad y poder digital.
Es una selección de los artículos difundidos en el periódico  “El Día” en  su columna Carpe Diem Yo, la isla dividida