Listin Diario Logo
20 de septiembre 2019, actualizado a las 12:29 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana lunes, 18 de marzo de 2019

De Baní al mundo Carmita Landestoy, la creativa

  • De Baní al mundo Carmita Landestoy, la creativa

    Uno de los homenajes a Carmita en el Centro Perelló.

  • De Baní al mundo Carmita Landestoy, la creativa
Susy Tejeda
Especial para el LD
Santo Domingo

Fue la primera mujer que escribió contra Trujillo. El dictador trató de mancillar su honor a través de una de sus vías preferidas: el Foro Público del periódico El Caribe. Fue una de esas cartas anónimas que se firman “por una amiga que te estima”.

El hecho ocurrió en 1945. Ya desde 1944 Carmen Leonor Landestoy (Carmita) fue separa del poder y tuvo que salir del país. Ese año ella perdió su trabajo y el gobierno comenzó un cerco en su contra, tal y como era costumbre contra los intelectuales al servicio del tirano. Era la época del corredero de pasillos, del chisme mal intencionado y del cúmulo de las bajas pasiones. Carmita Landestoy había hecho una obra fundadora.

Desde 1938 hasta 1945 fue una fiel defensora de los derechos de la mujer. Recorrió al país como conferencista, fundó la revista “Hogar” y el periódico “Prédica y Acción”; estudió en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Santo Domingo (hoy UASD). Por esos años publicó varios artículos en Listín Diario y las obras “Temas históricos” y “Temas de lectura”. Este último dedicado a la enseñanza escolar.

Toda su labor intelectual se consolidad aún más al impulsar la creación del Desayuno Escolar en todas las escuelas públicas del país, los clubes de madres, las Juntas Visitadoras Sociales y las Escuelas Nocturnas de Educación de Adultos.

Toda es intensa actividad le procuro enemigos en las altas esferas del poder y ya para finales de 1944 decide salir del país, previendo todas las represalias que vendrían contra ella.

Ante tales circunstancias, se le ocurre como única salida salir del país. Y para lograrlo, acudió a la supuesta “bondad” del Jefe. Le escribió una carta donde aludía a una enfermedad de su madre que residía en los Estados Unidos y que requería de las atenciones y cuidados que solo ella podía brindarle. Los términos de aquella misiva fueron redactados con tono mesurado y mirada cuidadosa para no despertar la ira del tirano.

Su Biografía
Carmita Landestoy nació en Baní el 10 de setiembre de 1894 y falleció en Nueva York, en 1988. Fue hija de Tomás Landestoy y Manuela Félix Pimentel. Su profesión de escritora se inició en el periódico Listín Diario donde escribió artículos basados en temas sociales. También publicó temas referentes al medioambiente, educación, la diáspora dominicana y su rol social en los Estados Unidos. Carmita Landestoy fue maestra desde los 14 años, debido a que su padre perdió la visión por una mala práctica médica. Fue considerada como una persona muy positiva, alegre y atrayente.

Carmita residió fuera del país desde 1927, pero regresó en 1938. Fue defensora de los intereses de la mujer, donde dirigió el Plan de Asistencia Social de ayuda a la mujer. En 1944 perdió su empleo y tuvo que salir del país. Fue condenada al ostracismo por el régimen de Trujillo a pesar de haber integrado el Partido Dominicano y haber hecho desde este órgano importantes aportes en beneficio y desarrollo  de la educación y la integración social. Visitó el país después de la muerte del sátrapa Rafael Leonidas Trujillo, pero regresó a los  Estados Unidos durante la invasión norteamericana de 1965, y jamás volvió.

Su obra  “Yo también acuso al sátrapa”
Hastiada y llena de vergüenza por los horrores de la dictadura, Carmita entregó a la imprenta en diciembre de 1945 su libro  “! Yo también acuso! ” donde recogía, en 162 páginas, informaciones, testimonios y vivencias que demostraban que Trujillo era el más cruel dictador de América Latina.

Sin embargo, los servicios de inteligencia de Trujillo conocían el contenido del libro y pusieron en práctica una campaña de descréditoy difamación en su contra que incluyó, de la ya referida publicación en el Foro Público, la puesta en circulación de un oprobioso opúsculo titulado “Mis relaciones con el presidente Trujillo”. Esto no fue impedimento para que ella continuara con su intención de publicar su obra la cual vio a la luz en julio de 1946.

Una cita del libro
“Rafael Leonidas Trujillo, enamorado de la gloria, le ha sacrificado hasta el honor, cometiendo toda clase de crímenes cuando en realidad lo único que ha conseguido es hacerse notorio, porque cuando la historia traiga a la luz todos los detalles de su vida, su nombre será conocido como el más cruel tirano de América.

 “La historia se encargará de arrancarle, uno por uno, esos títulos y esos disfraces, para dejarlo ante la posteridad, tal y como es: un ladrón vulgar”...

Libro
El Archivo General de la Nación reeditó su obra “Yo acuso”, prologada por Alejandro Paulino.

Homenaje
En Cuba y en los Estados Unidos también se han publicado varias ediciones de “Yo acuso”.