Listin Diario Logo
22 de mayo 2019, actualizado a las 12:07 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 02 de marzo de 2019

Historia

Tras las huellas de Teófilo Ortiz (Pata Blanca)

  • Tras las huellas de Teófilo Ortiz (Pata Blanca)

    Una vista general de la segunda asamblea plenaria del Congreso Nacional Obrero, reunido en el local del Centro Social Obrero de Santo Domingo.

  • Tras las huellas de Teófilo Ortiz (Pata Blanca)
Andrés Blanco Díaz
Santo Domingo

Los años posteriores a la desaparición de Rafael Leónidas Trujillo fueron de gran actividad política y sindical. Se formaron múltiples organizaciones de obreros, estudiantiles, de profesionales y de profesores, etc. Entre los gremios, ligados a alguna agrupación política, se fundaron Foupsa, Cesitrado (que luego se unieron en Foupsa-Cesitrado), Fenama, Conatral, CASC, el Sindicato de Obreros Portuarios de Arrimo y el de Marinos Mercantes.

Apodado por sus compañeros Pata Blanca porque le gustaba calzar zapatos blancos, Teófilo Ortiz nació a comienzos de la década de mil novecientos treinta en La Yeguada (San José de los Llanos) y rondaba los treinta y cuatro cuando fue desaparecido para siempre. Había sido miembro de la Marina de Guerra antes de dedicarse a la lucha obrera y convertirse en un incansable defensor de la unidad y de las reivindicaciones de su clase, junto con Julio de Peña Valdez, Miguel Soto, Barbarín Mojica, Luis Henry Molina y los dirigentes del Sindicato Unido del Central Romana, entre muchos otros.

Participó en la fundación del ya mencionados Sindicato de Marinos Mercantes, cuyo local estaba en la Vicente Noble 54, y llegó a ser su secretario general. En los afanes gremiales siempre estuvo en primera fila y eso le trajo muchos contratiempos, llegando a ser detenido y encarcelado.

Su exilio en Puerto Rico
En enero de 1964 Teófilo Ortiz se vio obligado a salir al exilio, luego de ser puesto en libertad junto a otros dirigentes sindicales. El 17 de enero de ese año llegó a San Juan Puerto Rico huyendo de la persecución y represión desatadas en su contra por las autoridades oficiales de la Marina de Guerra y de la Fuerza Aérea Dominicana, a raíz de sus denuncias reiteradas públicamente de que los aviones y los barcos de las dos instituciones armadas eran utilizados para contrabandear mercancías. Su arribo se produjo escondido dentro del tanque de un barco, en el cual permaneció tres días y cuatro noches sin probar bocado ni conciliar el sueño. Por aquel entonces se decía que en el denunciado contrabando estaban involucradas también empresas navieras. Desde la vecina isla, Pata Blanca había informado telegráficamente de la situación al presidente del Triunvirato, Donald Read Cabral.

Presidente del Congreso Obrero
Los días 6 y 7 de marzo de 1965 los obreros del país se reunieron para celebrar un Congreso Nacional de Sindicatos. A ese cónclave acudieron delegados de Foupsa-Cesitrado, Unión de Estudiantes Revolucionarios, Federación de Estudiantes Dominicanos, Conatral, Bloque Revolucionario Social Cristiano, Frente Unido Revolucionario, Juventud Revolucionaria Social Cristiana y del Partido Revolucionario Dominicano. El Centro Social Obrero sirvió de local para aquel memorable acontecimiento, cuya organización estuvo a cargo del Sindicato Unido de Trabajadores del Central Romana y de Poasi. Los debates fueron presididos por Teófilo Ortiz (Pata Blanca), representando al Gremio de Marinos Mercantes, y la clausura le correspondió al secretario de prensa y propaganda de Foupsa-Cesitrado, Julio de Peña Valdez.

Su desaparición y muerte
Múltiples han sido las versiones que se han tenido sobre la desaparición de Teófilo Ortiz; y los esfuerzos para dar con su paradero fueron infructuosos. Después de haber tenido un papel protagónico en los llamamientos al pueblo para que se lanzara a las calles a respaldar el levantamiento del 24 de abril de 1965 desde Radio Santo Domingo, Pata Blanca llegó con un grupo de compañeros combatientes a la zona donde se concentraban los marinos mercantes y los trabajadores de arrimo. En aquella área se mantuvo todo el domingo 25 organizando la resistencia poniendo barricadas y camiones del CEA en la cabeza del puente Duarte para contener a las tropas del CEFA que avanzaban hacia la ciudad.

El ex-sargento de la Guardia y buzo profesional Pedro Pulá Pérez, quien conoció y trató al dirigente obrero en la zona de Borojol y en el área donde estaban los locales de Poasi y del Gremio de Marinos Mercantes, sostiene con firmeza que la última vez que tuvo noticias de Pata Blanca fue el 26 de abril. “Sucede que nosotros habíamos ido a Villa Duarte a buscar Virgilio Reyes Álvarez para que nos arreglara las armas que había escondidas en una casa de la calle Seibo, en Villa Juana. Cuando regresamos en la yola a este lado, el cabo de Ejército José María Bretón nos dijo que tuviéramos cuidado, porque las tropas de San Isidro habían matado a Pata Blanca”. Comenzó entonces una búsqueda sobre su paradero que no produjo resultados definitivos.

Sus verdugos
La mayoría de las pesquisas conducían a involucrar a Salvador Montás Guerrero, Francisco Rivera Caminero, Olgo Santana y Elías Wessin y Wessin con la desaparición. El 11 de septiembre de 1965 el Sindicato de Marinos Mercantes emitió un comunicado que fue reproducido por el LISTÍN DIARIO el 13 con el título “Acusan Caminero asesinato”. En el mismo se enumeran los resultados de las pesquisas de sus compañeros, cuyos principales puntos son: “1.- En los primeros días de mayo Pata Blanca fue apresado por soldados yanquis y tropas del CEFA mientras combatía al frente de un grupo de obreros”. “2.- Fue conducido a San Isidro y allí le interrogó y torturó Elías Wessin y Wessin. Después de romperle la boca de un maquinazo que le voló los dientes, Wessin, en unión de las tropas invasoras y de los genocidas Francisco Rivera Caminero y Olgo Manuel Santana, dispuso su asesinato”. “3.- Tenemos informaciones que está enterrado en San Isidro, en una tumba cercana a la de los héroes y mártires de Constanza, Maimón y Estero Hondo”. “8.- El Sindicato de Marinos Mercantes Dominicanos, al responsabilizar a Elías Wessin y Wessin, a Rivera Caminero, a Olgo Santana, a Nicolás Mercedes y a las tropas de ocupación por el posible asesinato de Pata Blanca, demanda el apoyo de nuestros hermanos trabajadores dominicanos y extranjeros para hacer justicia y perseguir a los culpables donde quiera que se encuentren”. La edición del periódico “Patria” del 15 de septiembre del mismo año ofreció mayores detalles al respecto: “El raso Nery Jiménez, por orden de Lluberes Montás y de Wessin fusiló a Teófilo Ortiz (Pata Blanca), cerca de San Isidro”. Y agregó: “Testigos de esto son los rasos Acosta Acosta y Aracena Espinal, quienes cavaron la fosa para enterrar a Teófilo Ortiz”.

Derechos Humanos
El Informe que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos rindió sobre el caso dice: “La Comisión recibió numerosas denuncias con respecto al dirigente sindical Teófilo Ortiz, conocido por ‘Pata Blanca’, quien fue arrestado por agentes armados del Gobierno de Reconstrucción Nacional, según se alega, el 12 de mayo de 1965”. Y el Dr. Manuel Bianchi, presidente de dicha Comisión dice en “Misión cumplida”: “el del dirigente sindical del gremio de obreros del puerto Teófilo Ortiz (a) ‘Pata Blanca’, quien fue arrestado el 12 de mayo en la parte alta de la Capital”.

Algunas efemérides nacionales dan el 29 de abril como fecha del apresamiento y conducción a la prisión de Hainamosa. Y otros llegaron a ubicarlo en junio de 1965 como preso en la celda conocida como Antesala de la Muerte de cárcel de La Victoria.