Listin Diario Logo
26 de marzo 2019, actualizado a las 01:36 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 09 de marzo de 2019
0 Comentarios

Grandes clásicos

Fuga de Alcatraz

  • Fuga de Alcatraz
  • Fuga de Alcatraz
  • Fuga de Alcatraz
  • Fuga de Alcatraz
Rienzi Pared Pérez
Santo Domingo

Creo que no existe una prisión que haya sido tan famosa como la de “Alcatraz”. Quizás porque en ella tuvo como recluso al famoso capo de la ciudad de Chicago, Al Capone; o por la legendaria historia de que en dicha prisión era imposible de poder escaparse. Y la verdad que era casi imposible; porque este islote ubicado en la Bahía de San Francisco con corrientes marítimas muy fuertes y las aguas bastantes frías; lo que se traducía que la persona que intentara fugarse podría sufrir de hipotermia y no lograr llegar a la orilla.

Sin embargo, el 11 de junio del 1962, tres hombres elaboraron un plan de fuga bastante original para salir de la famosa prisión conocida también por “La Roca”. Frank Morris y los hermanos John y Clarence Anglin al parecer lograron romper el mito de que nadie podría salir vivo por intento de fuga. Y decimos vivo porque ha sido un verdadero misterio el destino de dichos hombres que emprendieron la huida. Las autoridades dijeron que habían fallecido; pero nunca se encontraron los cuerpos por lo que siempre ha quedado latente el destino final de ellos. Aunque en el año 2013 la policía de San Francisco recibió una correspondencia donde uno de los convictos aseguraba que lograron escaparse y vivir de incógnito en distintas ciudades de los Estados Unidos. Será verdad o no, hace que el enigma y el misterio, se prolongue.

Pues bien, de todo lo anterior se describe de una manera magistral en la película dirigida por el famoso director Don Siegel acompañado de uno de sus alter ego: Clint Eastwood en la famosa película del 1979 “Fuga de Alcatraz”.

Frank Morris (Clint Eastwood) llega a la famosa prisión de máxima seguridad, dado que Morris posee una inteligencia muy por encima del promedio de los reclusos y se encuentra con viejos amigos de fechorías. Durante su estadía en “La Roca” observa que por la erosión del salitre del mar, el hormigón alrededor de la rejilla de su celda es débil lo que tiene la idea de diseñar un plan de fuga y contacta a sus amigos para unificar criterio y poder salir de la prisión.

Cada uno aporta su grano de arena y van realizando sus labores con la genialidad de trabajar de noche de manera constante. Para que los guardias no sospecharan nada ante las visitas por cada recinto de las celdas, diseñaron maniquíes para aparentar que eran ellos (los reclusos) que se encontraban durmiendo placenteramente. Mientras tanto, los hombres cavaban y realizaban su plan de escape con utensilios y otros detalles que serían de mucha utilidad para el día final.   

Esta laboriosidad sin que nadie sospechara y poder evitar que se conociera el plan de escape, conlleva a pensar en un compromiso solemne de disciplina y del control de los detalles para evitar que se filtrara la más mínima información y diera al traste con el objetivo deseado.

El director rodó esta película en la misma prisión de Alcatraz, y todo lo concerniente al desarrollo de la trama contó con un guion bien estructurado resaltando en algunos momentos, la tensión imperante que es transmitida al espectador.  

Los ademanes, las miradas penetrantes y el poder comunicarse en el silencio, es lo que pudieron estos hombres en crear un hilo de comunicación para poder conseguir sus metas y no levantar sospechas de sus custodios.

Dentro de los filmes de prisiones “Fuga de Alcatraz” se ha convertido en un clásico por excelencia, donde la crítica y el público les dieron un buen recibimiento dado que el presupuesto de la misma rondó los ocho millones de dólares y pudo conseguir ingresos superiores a los cuarenta millones de dólares, siendo un exitazo comercial para el deleite de sus productores.

Por lo tanto, les recomiendo este filme a todo aquel que le guste un cine cargado de misterio y suspenso; pero con pizca de drama con un final esperado; pero muy bien llevado de la mano de uno de los grandes directores del cine de la década de los años sesenta y setenta: Don Siegel.

Curiosidades
El guión, basado en hecho reales, parte de la novela “Escape from Alcatraz” de J. Campbell Bruce y relata el intento de fuga de un carismático prisionero de inteligencia superior a la media llamado Frank Morris y dos hermanos, John y Clarence Anglin, en la noche del 11 junio de 1962.

Richard Tuggle tardó seis meses en terminar el guion. Fue al Gremio de Escritores de América y consiguió una lista de los agentes que podrían aceptar manuscritos no solicitados pero no tuvo mucho éxito. Después consiguió el contacto de Don Siegel diciéndole que le había conocido en una fiesta y que estaba interesado en él. Finalmente, Siegel lo leyó y se lo envió a Eastwood. El acuerdo para la compra del guion fue uno de los más rápidos que se han hecho para un debutante.

El rodaje fue en la verdadera prisión de Alcatraz. Sin embargo, las celdas de los protagonistas no eran exactamente las que usaron los personajes reales. Las que se ven en el filme se encuentran en el sector C, mientras que las reales eran del sector B. De hecho, los visitantes aún pueden ver el agujero que hicieron para escapar y las cabezas de papel y yeso que dejaron en su lugar.

Fuga de alcatraz’ fue el último filme que realizó Don Siegel y la quinta vez que Eastwood y el director trabajaban juntos.

Las autoridades manifestaron que los presos que se dieron a la fuga perecieron ahogados por las corrientes marinas. Sin embargo, en el año 2013 se hizo pública una carta emitida por John Anglin (uno de los fugados) donde argumentaba que lograron sobrevivir y que Morris vivió hasta el 2008 y su hermano falleció en el 2011. Es realmente un misterio donde algunos los creen y otros no.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña