Listin Diario Logo
11 de abril 2019, actualizado a las 07:57 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana domingo, 03 de febrero de 2019
0 Comentarios

Escritor premiado

Tamayo es también tierra de letrados

  • Tamayo es también tierra de letrados
  • Tamayo es también tierra de letrados
  • Tamayo es también tierra de letrados
Lewis Martinez
lewis.martinez@listindiario.com
Santo Domingo

Ensayista, novelista, poeta; revolucionario, exiliado, prisionero; crítico literario y catedrático.  ha sido la vida de Manuel Matos Moquete, un tamayense de pies a cabeza que nunca se ha dado por vencido

Un rompecabezas humano que puede ser resuelto con los testimonios de aquellos que lo conocieron tantos años atrás, cuando era conocido con el nombre de José Antonio.

Su amiga y vecina de infancia, doña Paula Gómez informa que sus hermanos son Rafael, Sirio, Plinio, Estela y Carmen. Fueron sus padres, Rita Emilia Moquete y Fabián Matos de la Paz. Y su infancia transcurrió de manera normal como cualquier niño, pero siempre con mucha afinidad a la lectura.

Mientras sus hermanos y otros niños jugaban y correteaban, él se la pasaba en un rincón leyendo. “Él prefería un libro a una pelota”, explica doña Paula. “Era un muchacho muy estudioso, no lo veía nunca sin un libro en mano”, asegura Gómez.

Descrito como una persona de un carácter introvertido, su amor por la lectura no ayudó a Matos a hacer muchos amigos en un pueblo donde, pese a los esfuerzos de escolarización, el analfabetismo era prácticamente ley.

“De nuestra generación fuimos pocos los que salimos estudiosos. Profesionales se hicieron muchos pero estudios se podían contar con los dedos. José antonio fue uno de esos pocos. Creo que por eso él nunca fue una persona muy popular aquí en Tamayo”, concluye Gómez.

Un joven con ideas
Para Ricardo Batista Montero, Matos fue un joven de una marcada inclinación revolucionaria.

En una ocasión llegó incluso a grabar en el costado de su entonces casa un mensaje que decía: “Muerte a Trujillo; viva Fidel Castro”.  

Su voluntad por la revolución nació en parte por las injusticias de la era de Trujillo, así como por una inclinación al comunismo que surgió de leer a Lenin, Engels y al Che.

Esta oposición a los ideales trujillistas iba en contra de los deseos de su padre, un simpatizante de Trujillo, y algunos de sus hermanos, quienes fueron militares para ese mismo régimen.

Batista cuenta que tras la muerte de Trujillo, creció en Matos la admiración por figuras como las de Manolo Tavárez Justo y el general Francisco Caamaño, que lo inspiraron a luchar del bando de la revolución en la guerra del 65.

Luego, en el 67, fue exiliado a Cuba, durante el régimen de Balaguer. Y a su regreso del exilio fue apresado durante 3 años en la cárcel la Victoria.

Esos años de su vida serían luego la inspiración para algunas de sus más grandes obras como Los Amantes de Abril y Abismo.

El orgullo de un pueblo
Para el pueblo de Tamayo Manuel Matos Moquete se ha convertido en una fuente de orgullo, como expresa su hermano mayor, Rafael Matos Cordero.

“Él es, y siempre ha sido un hombre especial en todo lo que hace. En el panteón de grandes escritores del país él se puede parar junto a todos”.

Ricardo Batista Montero por su parte sostiene que se trata de un símbolo nacional. “Juan Antonio es un icono. Un icono tanto para la historia de Tamayo, como para la historia de la República Dominicana”.

Asimismo dice que la cualidad que más distingue a su amigo es su moral incorruptible y como sobretodo se ha mantenido fiel a su natal pueblo de Tamayo.

O como prefiere expresarlo doña Paula: “En la capital es Manuel Matos Moquete, pero aquí siempre será José Antonio”.

Celebración
Entre las celebraciones del presente año en Tamayo, la alcaldía ha dispuesto un reconocimiento a la figura de Manuel Matos Moquete. El acto sería celebrado en el Parque Municipal de Tamayo, que fue fundado por Fabián Matos de la Paz, primer síndico del municipio y padre del escritor honrado.

Como expresa el síndico Huraldo Mesa Velásquez, la celebración busca reconocer la trayectoria de Matos como escritor y el orgullo que significa su figura para Tamayo.

“Manuel Matos Moquete es la educación, la escritura de nuestro municipio. Él es la antorcha que nos arroja la luz a todos nosotros para seguir luchando, aumentando lo que es la cultura de nuestro pueblo”.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña