Listin Diario Logo
24 de agosto 2019, actualizado a las 04:42 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 09 de febrero de 2019

Séptimo Arte

PELOTÓN

  • PELOTÓN
  • PELOTÓN
Rienzi Pared Pérez
Santo Domingo

Un conflicto bélico se puede saber en la medida que se conozca su detonante, pero no necesariamente sabremos cómo terminaría. El 28 de junio del 1914 es asesinado el archiduque Francisco de Austria en Sarajevo, hecho que desencadenó maniobras diplomáticas entre las principales naciones europeas que conllevaron a la Primera Guerra Mundial.

El 1ro de septiembre del 1939 con la invasión de Alemania en Polonia comienza otro acontecimiento bélico que dio origen a una atrocidad contra la especie humana por la megalomanía de un líder de estado. De ambos eventos conocimos sus inicios, y su desenlace, que concluyó con consecuencias nefastas para la humanidad.

Así llegamos a principios de la década de los años sesenta, cuando algunos guerrilleros de Vietnam del Norte (Vietcong) tratan de derrocar el gobierno de Vietnam del Sur, provocando una guerra entre ambos países, enmarcados dentro de la llamada Guerra Fría, con el único propósito de crear un solo país comunista que fuese aliado a la entonces Unión Soviética y China. Por tal motivo, aquí entra en juego los Estados Unidos, para controlar el avance soviético en esa zona y su participación en una guerra tan desigual, que trajo como consecuencia una derrota a sus intereses en la década de los años setenta, resultando una Nación dividida por este conflicto.

Dentro todo este panorama de “fervor patriótico”, nace en un individuo el querer dar parte de sí para la causa de su país, y se enrola en las filas del ejército, y es designado en una de las Compañías de Infantería, destinado a Vietnam, cerca de la frontera con Camboya. Este ciudadano representado en Chris Taylor (Charlie Sheen), que a finales de la década de los años sesenta participa activamente en la contienda; pero no es más, que el director Oliver Stone, contando su experiencia personal a través de este personaje, de todo lo vivido en ese infierno de horror, que es la guerra.

Oliver Stone, a través de este personaje, narra sus experiencias en este conflicto bélico, viendo que no es lo mismo estar en el campo de batalla, que imaginarse o mejor dicho, de tener una idea de participación desde la tranquilidad de su hogar.  

En ella, el director plasmará la verdadera realidad de los soldados ante situaciones de indecisiones de ellos con la población civil. Existe una escena donde la locura, las mismas drogas que dichos soldados fumaban, y el nivel de estrés por el momento apremiante, cuando un soldado norteamericano le dispara a una mujer porque ella le increpa al invasor en su tierra, le apunta con su Colt 45 a la cabeza de una niña para que hable, mientras tanto, su padre llora la muerte de su esposa, y cuando trata de hablar, otro soldado le machaca la cabeza con la culata de su fúsil. Esta escena dantesca, traumatiza a cualquier joven soldado, que quedará marcado en su psiquis para siempre; por lo que este trauma le perseguirá por el resto de su vida. Todo este drama, con una atmósfera verdaderamente asfixiante, el director nos los trae como una enseñanza de la locura de una guerra, en la cual muchos soldados no sabían del porqué estaban allí.

El hombre como ente social debería de vivir en paz y en armonía con sus semejantes; pero existe un demonio interno que nos lleva hacia el caos, al límite de nuestras posibilidades, y de manera súbita, nos convierte en exterminadores de nosotros mismos. Es por ello, que “Pelotón” trata la cruda realidad de la guerra en primera línea, dejando cicatrices en el alma a cada participante, sin excepción de clases ni de rango, porque al fin y al cabo, somos seres humanos.

Desde el punto de vista técnico, la película posee un guion bien estructurado; pero sobre todo, una puesta en escena por parte del director muy personal, con ribetes de excelencia en la edición, reflejando una secuencia vital para el desarrollo de la trama. Las actuaciones, tanto de los principales, como de los actores secundarios, están muy bien en sus personajes, brotando de ellos la autenticidad de cada uno de sus papeles.

 “Pelotón” es una muy buena película, fue estrenada en el año 1986, a 11 años del término de este conflicto bélico que marcó a una generación de jóvenes en los Estados Unidos, dividiendo a una sociedad completa; por el cual, el resultado de pérdidas humanas y de recursos económicos, se sigue debatiendo en tertulias y libros de esta etapa de la vida norteamericana.

Para esta nueva generación de cinéfilos es importante ver esta película, para que puedan palpar el horror de la guerra, con la crudeza con la cual, el director nos la presenta.  

Curiosidades
01 El director Oliver Stone, fue soldado en la Guerra de Vietnam. Esta película está basada en sus vivencias en aquel conflicto.

02 El rodaje se realizó en una jungla de Filipinas.

03 Dale Dye, capitán de los ‘marines’, retirado y que interpretó al Capitán Harris, en este film, supervisó la batalla final.

04 El personaje del soldado Chris Taylor, fue ofrecido a Kyle MacLachlan y a Keanu Reeves. Ambos rechazaron la oferta.

05 En las academias de oficiales del ejército de los Estados Unidos se toma como ejemplo al personaje del Teniente Wolfe, para retratar como no debería de ser un oficial.

06 Escenas reales de las vivencias del director son, por ejemplo, cuando Taylor dispara a un vietnamita para que baile. cuando evita una violación de una niña vietnamita por parte de los soldados.