Listin Diario Logo
24 de junio 2019, actualizado a las 11:48 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 05 de enero de 2019

Salud

“En vez de un traje negro, llevo la bata blanca de por vida”

  • “En vez de un traje negro, llevo la bata blanca de por vida”

    El doctor José R. Yunén presidente de la ARS Grupo Yunén, es además un reputado especialista en Medicina Crítica con múltiples libros de ensayos médicos publicados en varios idiomas, y conferencista internacional.

Luis Beiro
Santo Domingo

El nombre de José R. Yunén significa Medicina Crítica. No hay otro especialista como él en el país. Lo llaman de todas partes cuando llega un paciente a punto de perder la vida, sin saber las causas que provocaron su mal. Pero también es el reputado especialista que no solo se conforma en salvar vidas sino en darles seguimiento. Su padre, columnista de este periódico, fue el urólogo mayor de la República Dominicana.

Y también pensador que ayudó a los dominicanos a entender las diversas coyunturas sociales, políticas, económicas, religiosas y culturales, por más de cuarenta años. El doctor Yunén siempre ha pensado en grande. Ahora con la formación del Grupo Yunén apunta a la excelencia empresarial, saca el concepto de “negocio” de las ciencias médicas y prepara un sistema integral de salud del que existen pocas pautas. Su fama ha saltado fuera de la isla. Hoy día ofrece consultas privadas en varios hospitales de los Estados Unidos y sus escritos sobre Medicina son publicados en libros y revistas y traducidos a varios idiomas.

Es invitado a Congresos Internacionales y su nombre está vinculado a las altas esferas de la Ciencia Médica. En otras palabras, su impronta prestigia a la República Dominicana. Es un material de alto valor profesional en cuyo pecho vibra un corazón dedicado a servir a los demás bajo cualquier circunstancia. Así fue su padre, de quien se siente orgulloso y de quien ha heredado su legado de servicio. En esta entrevista, además, aparece su rostro humano y su dimensión profesional.

Qué lo llevó a transformar el Grupo Yunén en una empresa de Servicios de Salud?

Las herramientas y el legado que nos dejó nuestro padre, el Dr. José R. Yunén Brugal, nos guió ver la salud desde otro ángulo. Integró sin alarde, a entender las estrategias de mercado y saber aplicar las de no mercado éticamente, fusionando el negocio de salud, sin lesionar metalúrgicamente nuestro único interés, el paciente.

 A qué aspira convertirse el Grupo Yunén?

En un “ecosistema de salud”. Usando nuestra ventaja competitiva, el valor de ser médicos -alineados con a la sostenibilidad de un mundo global. En “Grupo Yunén” nos regimos por valores con nuestro propio “ABC” de salud, al cual identificamos como un sector con muchas oportunidades de mejora. Nuestra visión es (A) adaptar/adoptar, (B) bienestar y (C) comprender.

¿Economía y salud,  pueden funcionar sin afectar al paciente? ¿Y si funcionan, cómo pueden hacerlo?

Solo si la economía y la salud son vistos como una pareja, agarraditos de mano, funciona. La gran data, como interpretarla y más importante, cómo hacer que cada afiliado tome  responsabilidad de su salud y la de su núcleo es la receta “mágica”. Lo irónico es que esta receta, no requiere de ningún recetario. Como en toda economía la prevención es vital, brindando una materia prima más saludable, disminuyendo la variabilidad del cuidado más caro y reactivo para  el paciente que requiera atención aguda.

¿El Grupo Yunén para su crecimiento cree en las alianzas estratégicas con el empresariado? ¿Pudiera poner algún ejemplo?

No es sorpresa para el lector escuchar que, el modelo de lo público privado ha resucitado varios sectores. Entender que lo ético prima sobre lo metalúrgico es esencial para que puedas entender mi posición. Muchos ya se asocian a Grupo Yunén con exitosas empresas y portafolios, pero a veces confunden la dádiva de nuestro modelo de servicios con la estrategia de mejorar los aspectos ancilares del sector. Ejemplos tengo, pero opto por la confidencialidad. La joya está al nivel macro, que es visualizar la salud como un activo en ristre.

-Qué puede esperar el paciente del Grupo Yunén a corto plazo?

Estar mejor (en todos los aspectos) y que este sentimiento sea impulsado por la seguridad.

¿Y a mediano plazo?

Confiar que no somos una empresa que solo que sembramos a corto plazo, para cosechar lo ya mencionado a mediano y largo plazo.

¿Seguirá siendo la Medicina Crítica la cenicienta de la salud pública en el país?

Luis, tienes un arte de girar la conversación a mi pasión, la Medicina Crítica. En nuestra primera entrevista hace más de cinco años atrás, te expresé que era mi sueño que la Medicina Crítica se reconozca como especialidad íntegra. Ya con varias residencias en el país, en la unión de ambas sociedades (el norte y la capital) se aprecia la importancia y el protagonismo de la misma. Mi sueño ahora es mantener un producto: Intensivistas de alto nivel. Solo faltaría que los proveedores de salud entiendan que estos médicos, enfermeras, administrativos y técnicos son semillas hacia el ahorro del sistema de salud, y es crucial mantener a estos motivados. Ellos no se enfocan en un solo órgano. Múltiples estudios han probado que un estilo de práctica multidisciplinario salva vidas, retorna la empleomanía a tiempo a sus trabajos, disminuye la deserción; por ende, une familias a la vez que reduce costos. Es lamentable que para validar esta teoría, tuve que hacer un MBA en Georgetown. Ahora sí puedo anunciar que soy un hombre de negocios, pero en vez de un traje negro, llevo la bata blanca de por vida. Esto sin intercambiarme la más grande de las batas, con Él.

¿El grupo Yunén piensa ampliar en el país el servicio de salas de Cuidados Intensivos?

Entendemos la necesidad. Sin pecar por criticar, es insólito que haya más de 68,000 camas de turismo rotativas, comparadas con 500 camas estancadas de Cuidados Intensivos, a nivel nacional. Más aún, muchas sin el equipamiento mínimo para responder a los estándares mínimos mundiales. El impacto que buscamos es de sacudir el sistema y en vez de criticarlo, es apoyar al sector público y al privado a enfocarse en indicadores que reflejen el bienestar de único interés: el paciente.

¿Usted es contrario a los llamados “rebotes” de pacientes en los Centros de Salud. Por qué? ¿Cuál es su propuesta para eliminarlos?

Jajaja. Sé porque me preguntas eso. La verdad es que el problema es de fondo y no de forma. Como sabes, nuestra ley requiere de asistir a todos los pacientes en estado de emergencia. Si bien debemos depurar la atención de los afectados con futuros centros de atención primarios y repensando en la salud colectiva, debemos identificar aquellos casos que no son de urgencia e instituir el mismo modelo que los países primermundistas: el uso del traslado interinstitucional. Con el uso de este documento bajo el protocolo de tecnología y la integración del despacho del 911, los centros de salud y los proveedores, podemos unir esfuerzos vía la Telemedicina, eficientizando este modelo. Todo esto es una plataforma de seguridad, evitando mal praxis, el sesgo de un familiar y sin desperdiciar recursos. Aunque te admito Luis, que la dieta es más fácil leérsela que hacerla!

Usted tiene una propuesta que sobrepasa el mejoramiento del Sistema Nacional de Salud y se dirige hacia el mejoramiento de la vida de los dominicanos. ¿Tiene otro tipo de aspiración aparte de la medicina?

No olvides que me hiciste esta pregunta y ahora te la ingenias para repetírmela. Mi respuesta es más concreta ahora, ya que he pasado la edad serena de las pasiones. Con el tiempo he reconocido mis inseguridades que me han llevado a 4 especialidades médicas en Estados Unidos y una carrera joven en negocios. Esa inseguridad en creer que no puedo hacer lograr mis objetivos me ha hecho estudiar todos los campos, para disminuir el riesgo de mis futuras aspiraciones. Estoy claro de que quiero agregar valor, siempre y cuando no interfiera con mi tiempo familiar. Mi aspiración es que, mis hijos y mi esposa me recuerden con orgullo. De ser respetado por lo antes mencionado. Estoy ahora abierto para brindarle al sector salud mi humilde experiencia, basada en evidencias y no con el látigo del ego.