Listin Diario Logo
13 de diciembre 2019, actualizado a las 09:31 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana domingo, 11 de septiembre de 2016

Exposición

Los territorios de Soraya Abu Naba’a

EL MUSEO DE ARTE MODERNO HA SIDO EL ESPACIO PARA EXPONER LAS OBRAS DE ESTA JOVEN ARTISTA

  • Los territorios de Soraya Abu Naba’a

    Percepción. Las piezas tratan de plasmar en un plano bidimensional o tridimensional, lo impredecible del futuro, mostrando formas orgánicas y colores.

  • Los territorios de Soraya Abu Naba’a
  • Los territorios de Soraya Abu Naba’a
  • Los territorios de Soraya Abu Naba’a
Deidamia Galán
Santo Domingo

En cada una de sus respuestas se puede visualizar la pasión que siente esta joven artista por su oficio, y no solo la pasión, también es notable su preparación, su criterio y sus claros objetivos. A propósito de su más reciente muestra “Territorios del tiempo”, quisimos conversar con Soraya Abu Naba’a y conocer su importante recorrido profesional, su historia y sus más profundos intereses de expresión. La exposición trae material nuevo y otros menos recientes, pero todos presentados por primera vez en el país.

Deidamia Galán:  ¿De dónde surgió tu interés por las artes plásticas a tan temprana edad?

Soraya Abu Naba’a: Pienso que mi interés surgió desde mi subconsciente. En mi familia, en ese entonces, mis abuelos y tíos maternos, todos eran marchantes del arte, incluso la galería de mis abuelos estaba en el mismo edificio donde vivía. Puedo decir que crecí en un medio artístico, mis decisiones son una extensión de lo que veía.

¿En qué sientes que has evolucionado como persona y como artista, desde que comenzaste a los 16 años?

En todas las maneras, el tiempo, las circunstancias y las experiencias te permiten ver el mundo de una manera distinta y cada día es un nuevo escenario de vivencias. Mis pensamientos están en constante evolución, y van cambiando según cambia mi percepción por lo que me rodea. Creo que el artista y la persona se convierten en uno, donde todo lo que se expresa lleva rastros autobiográficos, no solo en la ejecución sino en el contenido. Las obras son mis percepciones del momento.

¿Con qué novedad podremos encontrarnos en esta nueva muestra “Territorios del tiempo”

Esta exposición es una introspección de mi obra y mi intención, es la parte de mi trabajo que revela mis inquietudes del ser y su transformación en el tiempo. A pesar de que hay obras de años anteriores, es una selección que continúa la búsqueda de manifestar la preocupación de la teoría del caos, la carga del pasado en el presente y el futuro. Las piezas tratan de plasmar en un plano bidimensional o tridimensional, lo impredecible del futuro, mostrando a través de transparencias, formas orgánicas y colores de momentos anteriores. Las piezas son obras monumentales, en telas, papel e instalación. Las paredes del Museo de Arte Moderno se convirtieron en un canvas en blanco que me ha permitido relatar mi afinidad por un elemento abstracto, con tantas interpretaciones. Ninguna de las obras habían sido exhibidas en el país y varias fueron hechas para ese espacio.

Con más de cuarenta exposiciones colectivas e individuales ¿Qué aún le da curiosidad o qué quisiera explorar Soraya Abu Naba’a?

Considero que las exposiciones son un reto y la plataforma para representar mi visión. Es el lugar donde se emprende el diálogo entre el artista y el espectador. Una obra de arte cobra vida cuando es exhibida y se hace vulnerable al presentarse al escrutinio de los demás, y he aquí su fuerza, el efecto que crea. Cada exposición me acerca más a mi misma y al público que cree y aprecia mi obra.

¿Qué recuerdas de tu estancia en París siendo una adolescente?

Puedo decir que esa primera experiencia de vivir en París marcaría mi vida. Cuando hice el curso de dibujo intensivo, todos los días íbamos a lugares distintos, ya sea un museo, un jardín o una fachada para dibujar, el salón de clases eran las calles de París. Cada día apreciaba algo distinto. La ciudad revela una belleza inigualable, su arquitectura es testimonio de una historia gloriosa. Puedo decir que viví y sentí esa ciudad. Amaba caminar. Es el lugar perfecto para reconstruir el pasado a través de las obras que existen en sus museos. Fue en esa estadía que decidí regresar para hacer mi carrera.

¿Actualmente dónde vives? ¿Dónde sientes que están tus raíces?

Diría que hasta ahora vivía entre Santo Domingo y Miami, y pronto me mudaré a Londres con mi familia, pero a pesar de todo, considero que mi corazón es dominicano.

¿Qué hábitos o elementos son importantes para que un artista se nutra y evolucione?

Para que un artista evolucione hay que trabajar, la inspiración se manifiesta en los momentos que se ejerce la acción de crear. También es necesario estar sintonizado con la realidad o con lo que nos concierne o nos preocupa. El artista es su mejor crítico. Cada pieza es una evolución de nuestro estado mental y físico. Es importante experimentar con técnicas y conceptos, la obra no tiene que encajar en una corriente. La dicha de ser artista es tener la libertad de cambiar y que sus manifestaciones no tienen que seguir patrones.

Estudiaste escultura además de bellas artes ¿En cuál de las dos técnicas te sientes más segura como método de expresión?

La pintura y el dibujo son mis medios más utilizados y con los cuales puedo expresarme fácilmente, pero no es mi intención desarrollar solo estos dos, mi deseo es seguir explorando distintas técnicas a través de los años.

Sabemos que te has preparado mucho profesionalmente como artista plástica ¿Cuál es tu opinión acerca de la academia para la formación de un artista?

En mi caso fue necesario y considero que la academia te brinda una plataforma de desarrollo. La comunidad artística de una institución contribuye de modo intelectual y técnico, pero a la vez creo que un artista hoy en día encuentra en su entorno todo lo que necesita para desenvolverse. No hay reglas que seguir para ser artista, la intención, la dedicación, la perseverancia y el trabajo constante son los factores que contribuyen a la formación del artista. Toda la información necesaria está en uno y el mundo que nos rodea.