Listin Diario Logo
07 de diciembre 2022, actualizado a las 08:06 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 25 de junio de 2016

COLECCIONISMO

Más que una pasión

  • Más que una pasión

    Exponentes. Una colección preserva obras y piezas de cualidades especiales que las distinguen de las demás. Con este mismo sentnir cada expositor disertó en el Centro León sobre los diferentes elementos coleccionables. Algunos invitados y expositores reunidos aquí junto a una muestra de las sillas de José Antonio Caro quien expresó: "Yo compro lo que me gusta, no por dinero ni para enriquecerme".

  • Más que una pasión
Carmen Guzmán
Carmen.guzman@listindiario.com
Santiago

El coleccionismo es como una investigación, una pasión, una adicción. Estos son solo algunos de los calificativos que los grandes aficionados a las colecciones le aplican. 

Con el propósito de incentivar la continuidad y apreciación de las obras de artes, el Centro León organizó un seminario sobre este tema. 

“El coleccionismo es un acompañamiento moral a un artista a través de su obra, y también una acción humana con huellas educativas”, expresó María Amalia León, directora de la Fundación Eduardo León Jimenes en las palabras de apertura al seminario.

Especímenes de una colección 

Para hablar del coleccionismo es menester conversar con buenos coleccionistas. Es imprescindible codearse con personas que compartan el mismo interés por conservar objetos extraños y de valor económico, (o sentimental en algunos casos), para convertirse en coleccionista asiduo. 

Por esta razón, el Centro León congregó en un solo escenario a curadores, coleccionistas, críticos y directores de galerías de arte y museos, todo para “verse las caras”  y otorgar información certera. 

El señor Isaac Rudman estaba allí. Él posee una de las 200 colecciones de arte más importantes del mundo, según afamadas publicaciones internacionales, de quien María Amalia León resaltó que para él, el coleccionismo: “Es la pasión de su vida y un adelanto del futuro.”

En su conferencia, Rudman abordó cuestiones como ¿se nace como coleccionista?, ¿es el coleccionista un adicto?, así como las razones principales por las que las personas coleccionan. 

En ese ambito, explicó que un buen coleccionista debe saber donde invierte su dinero: “Es de suma importancia saber qué es lo que se compra, no se puede uno llevar porque los colores le pegan a los muebles de la sala, ni porque me gustó un detalle”.

El empresario enfatizó que no se nace siendo coleccionista pero desde pequeñas, todas las personas acumulan algún objeto. 

“Todos en algún momento de nuestras vidas hemos atesorado algún objeto, quizás sin ninguna importancia, solo por el hecho de satisfacer nuestra curiosidad; sin embargo, para otros despierta una pasión que se convierte en una obsesión”. 

En ese sentido dejó por sentado que el coleccionista es un adicto y un cazador, pues lo más importante siempre es su próxima presa. 

El empresario incentivó a la continuación de actividades donde se motive y enseñe a la apreciación del arte en todas sus facetas. 

El coleccionismo de arte

Una colección de arte fue la causa de la apertura del Centro León, así lo expresó Sara Hermann, asesora de artes visuales del Centro León. Esta colección ha venido formándose desde el 11 de octubre de 1964, cuando se realizó el primer concurso de arte Eduardo León Jimenes: “Esta colección ha puesto en valor rasgos y momentos de la cultura dominicana que de otra manera se hubieran perdido”, explicó Hermann quien, además, moderó la mesa redonda ‘El coleccionismo de arte’, que contó con la participación de María Elena Ditrén, directora del Museo de Arte de Moderno; Abil Peralta, asesor cultural de la Cámara de Diputados; Mari Pili Bellarpart, representante del museo Bellapart; Bingene Armenteros, curadora Fundación Diario Libre y la doctora de arte Delia Blanco. 

Ditrén, explicó que coleccionar es más que la mera acumulación de objetos, pues desde las piezas cotidianas hasta las grandes obras de arte conforman buenas colecciones. 

Destacó la importancia y el valor patrimonial del MAM, pues el cambio de galería a museo incidió por la apreciación que se tiene por las obras de artes. “El museo cuenta con 1,500 obras en existencia, lo que lo constituye la colección más amplia de República Dominicana”. 

“Los grandes museos de hoy no hubiesen existido si reyes, papas y aristócratas no hubiesen sentido el deseo de coleccionar”, así lo expresó al momento de resaltar la valoración que se tiene de los grandes museos de países como España y Rusia.

Para quienes escuchen decir que en el Congreso Nacional existe una colección de murales históricos, sería una sorpresa. 

En ese sentido Abil Peralta, curador de la Cámara de Diputados, añade que en la gestión de Julio Cesar Valentín, se tomó la iniciativa de crear, dentro del Congreso, una colección con las obras de artes allí existentes. 

“Con ese arsenal de obras encontradas hice la recolección para la colección; era una colección para diputados, más adelante se destino abrirla para estudiantes y visitas en general”, enfatizó. 

La colección está organizada de forma temática, puesto que las obras son de hechos históricos del país: “Todos los sentidos, corrientes, éticas de arte dominicano están en la colección pública del Congreso”, explicó el curador.

“A veces una colección empieza sin objeto definido”, destaca Maripili Bellapart, representante del famoso museo privado.

Durante su intervención, detalló algunas de las fases a seguir para ser un buen coleccionista, entre las que se encuentran: “Comprar lo que te guste; establecer un plan de adquisición; definir un estilo y, algo importante es educar el ojo mediante la visita a museos, galerías, encuentros con artistas, etc.” 

Bingene Armenteros, de la Fundación Diario Libre, aseguró que se empieza a coleccionar tímidamente, pero que luego que se compra la primera obra, la pasión por coleccionar prosigue.

La crítica de arte Delia Blanco, destacó que coleccionar es una investigación de cada colector y que es lamentable que actualmente los que están haciendo que el arte llegue a los ciudadanos es el sector privado. Estas palabras las expresó al momento de cerrar la mesa redonda sobre Reflexiones acerca del coleccionismo en la República Dominicana.