Listin Diario Logo
21 de octubre 2019, actualizado a las 07:45 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana domingo, 10 de agosto de 2014

Séptimo arte

Un mundo de historias

  • Un mundo de historias
    Aporte. El factor económico es parte fundamental de la elaboración de piezas audiovisuales.
  • Un mundo de historias
  • Un mundo de historias
Indhira Suero
Santo Domingo

Para nadie es un secreto que una gran cantidad de dominicanos tiene deseos de hacer cine. Por este motivo, contar con el apoyo de instituciones que promueven este tipo de arte significa mucho para quienes, a pesar de sus pocos recursos, desean contar historias.

Al país han llegado varias iniciativas que representan un paso de avance para cineastas, directores y productores. La más reciente es el proyecto Sparring Partners, dirigido a enriquecer las capacidades técnicas y profesionales de jóvenes artistas videastas en Cuba, Haití y República Dominicana, con una serie de 20 días de talleres intensivos.

Según Manolo Vidal, integrante del colectivo Memoria y Cultura, los cursos constan de tres bloques. El primero consiste en formar a los alumnos con talleristas cubanos y enseñarles la técnica de hacer documentales. “Esto es muy importante ya que en Cuba poseen mucha experiencia en esa área”, destaca.

El segundo bloque consiste en instruirles sobre el aspecto mercadológico de su trabajo. Los estudiantes recibirán técnicas para realizar su carpeta de presentación, el plan de marketing y los pasos necesarios para la exhibición y distribución de los proyectos realizados.

Mientras que el tercer ciclo identifica fuentes de financiamiento a nivel nacional e internacional y provee las herramientas para provechar oportunidades relacionadas a las nuevas tecnologías con particular énfasis en el crowdfunding (financiación colectiva). “Esta etapa está más enfocada en la difusión local y regional, esto crea un diálogo entre dos islas y tres culturas”, menciona Vidal.

A partir de estos talleres, se realizará una convocatoria abierta para que los realizadores de los tres países presenten sus proyectos documentales, aunque quienes no hayan participado de la formación técnica también pueden presentar sus proyectos documentales y acceder a los fondos. Entre las mejores presentaciones se elegirán 18 cortos para ser subvencionados.

“Se producirán seis documentales de manera local. Este es un proyecto caribeño y nuestro objetivo es ofrecer una mirada caribeña del documental. El Caribe es un crisol de culturas y hay muchas diferencias positivas”, afirma. Los mejores vídeos formarán parte de muestras coordinadas entre los tres países participantes. Las mejores realizaciones serán a su vez presentadas en festivales en América Latina y Europa.

Aunque los largometrajes y cortometrajes poseen más fama entre los realizadores dominicanos, Vidal resalta la importancia del documental. “El acervo cultural de las naciones está en los documentales y es la manera en que se empieza a contar una historia. En la medida en que hagamos más producciones de este tipo tendremos un mejor cine”.

El documental, de acuerdo a sus palabras, es un ejercicio fundamental para contar historias, ya que la realidad se convierte en obra cinematográfica.

“La gran ventaja del cine dominicano es que se está haciendo cine. Apenas estamos comenzando a hacer producciones cinematográficas de forma continua, antes se hacía de manera esporádica”, expone.

Sparring Partners nace como una iniciativa del programa cultural de Centro América y Caribe de GVC y fue diseñada en colaboración con FJSF, Productions Fanal, AHS y Memoria y Cultura, con el apoyo del  programa ACPCultures implementado por la Secretaría de la ACP (África, Caribe y Pacífico) y el financiamiento de la Unión Europea.

Tras esta primera etapa, se piensa incluir en el proyecto a las islas de Jamaica y Puerto Rico.

Ibermedia
Se presenta al público como un programa de estímulo a la coproducción de películas de ficción y documentales realizadas en una comunidad integrada por 19 países de América Latina y Europa.

La misión de Ibermedia  es “trabajar para la creación de un espacio audiovisual iberoamericano por medio de ayudas financieras y a través de convocatorias que están abiertas a todos los productores independientes de cine de los países miembros de América Latina, España y Portugal”.

En un reportaje realizado en Ventana, con fecha del 20 de agosto de 2011, Marlon Soto, Viceministro de Asuntos Cinematográficos para el Ministerio de Cultura, explicaba que en Venezuela, en 1989, el embajador dominicano en ese país, firmó varios acuerdos multilaterales cinematográficos que aportaron a la creación de la Conferencia de Autoridades Cinematográficas de Iberoamérica (CACI). “De manera que cuando se crea Ibermedia, en el marco de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en Isla Margarita, en 1997, con la CACI como pilar jurídico y ejecutivo, ya la República Dominicana figuraba como uno de los estados iniciales, participantes en todo este proceso”.

Entre las producciones que recibieron apoyo de este programa destacan Jean Gentil, de Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas, con US $70,000, en el 2008; mientras que La hija natural, de Leticia Tonos,  con US $210,000 para su producción, a partir del 2009. “La lucha de Ana”, de Bladimir Abud, unos US$140,000.

FINANCIAMIENTO EN RD
A raíz del interés por el cine en nuestra nación han surgido varias opciones de financiamiento y apoyo para los productores y directores cinematográficos. Un ejemplo lo constituye la Ley para el Fomento de la Actividad Cinematográfica creada con el objetivo de fomentar, promover y sostener un crecimiento sostenido de la industria cinematográfica en la República Dominicana.  Esto, visto desde un contexto de la identidad nacional y el desarrollo de la cultura y la educación.

De acuerdo a esta norma, “la actividad cinematográfica y audiovisual constituye una expresión cultural general de identidad e impacto social, al tiempo que representa una industria cultura de especiales características económicas”.

Junto a otros beneficios, gracias a la legislación, durante un periodo de diez años “la renta de los productores, distribuidores de largometrajes en República Dominicana o el exterior que se capitalice o reserve para nuevas producciones será exenta hasta el 50% del Impuesto Sobre la Renta”, lo cual representa un gran empuje al séptimo arte criollo.

Funglode
Cada cierto tiempo, el Instituto Global de Multimedia de la Fundación Global Democracia y Desarrollo ofrece tres becas para estudios de Cine y TV en Cuba. Las ayudas se ofrecen en colaboración con la Escuela Internacional de Cine y Televisión en San Antonio de los Baños, Cuba.

La Escuela Internacional de Cine y Televisión, es el más importante proyecto académico de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano con sede en San Antonio de Los Baños, en La Habana.

Dirección de Cine
Desde 13 hasta el jueves 17 de abril, de este 2014, se presentó en el país el Programa Doctv Latinoamérica, como parte de la iniciativa de la Dirección General de Cine, de incorporar el país al programa y así dar la posibilidad a los documentalistas dominicanos de participar, a nivel regional, en la producción y exhibición de documentales en formatos televisivos, que tendrán una exposición en las televisiones públicas latinoamericanas.