Listin Diario Logo
28 de febrero 2021, actualizado a las 12:07 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 21 de diciembre de 2013

LITERATURA

Ángela y la FIERA VIDA

La narradora y poeta conversa sobre su más reciente libro. Además, ofrece su opinión acerca del acontecer literario dominicano.

  • Ángela y la FIERA VIDA
  • Ángela y la FIERA VIDA
Indhira Suero
Santo Domingo

Esta escritora no necesita introducción. Gracias a sus letras e ideas se ha posicionado en el gusto del público dominicano y del extranjero.

Se destaca por ser una defensora de los derechos humanos y civiles, aunque su lucha por la mujer ocupa un sitial de primer orden en su vida y obra. En esta ocasión, Ángela Hernández comparte con Ventana algunas opiniones sobre su novela “Leona, o la fiera vida” y, mediante sus palabras, la conocemos un poco más.

¿CÓMO DEFINIRÍA A SU PERSONAJE PRINCIPAL, LEONA?
Leona es un ser vivo; dominicano, caribeño. Un fruto de la imaginación que a su vez imagina y al imaginar hace que ese mundo, lleno de desconcertantes circunstancias, impredecible y plagado de menudos hostilidades, cobre sentido, se torne prometedor, pula afectos y provoque curiosidad, vivacidad. En Leona late un espíritu de aventura y exploración. Contar y contarse es parte de la aventura. No es un número demográfico, no es una más; resiste intuitivamente las clasificaciones, por ejemplo: lugareños, rurales.

Ella y los demás personajes van revelando algo, relacionado con el alma humana (o “la condición humana”), en un país y un tiempo histórico específicos.

Milán Kundera afirma que un novelista “Es un descubridor que, a tientas, se esfuerza por desvelar un aspecto desconocido de la existencia”, no creo que haya una manera más concisa de definir lo que hacemos.

En la lectura llama la atención el personaje de Lorenzo, ¿es su forma de actuar con violencia el reflejo de algunos hombres de RD? A Lorenzo lo desborda su propia energía, una fuerza ciega que no da con un cauce. Es un personaje que encarna las típicas complejidades de la juventud que no encuentra camino ni estímulo a su paso. No encuentra empleo, ni orientación ni afectos poderosos ni ideas o quimeras que pudieran componer su existencia.

Sus actos se prestan a ser interpretados de manera simple, lineal, pero él no es nada simple en realidad. A él lo modela una historia que desconoce.

Es un personaje complejo, como ya me han observado algunos lectores.

¿QUÉ ES LA “FIERA VIDA”?
La novela misma proyecta la connotación que procuro dar a la palabra “fiera” y que remite a eso insumiso, intenso y tenaz (incomprensible, a veces) que es inherente a la vida.

¿QUÉ ASPECTO O DETALLE DE SU NOVELA RESALTARÍA O DESEA QUE EL PÚBLICO CONOZCA?
Quisiera llamar la atención hacia el juego de la imaginación en la novela; la imaginación ligada a los afectos; la imaginación que opera en dirección opuesta a la catalogación.

Es tema de fondo de la obra.

(Desde luego, según mi propia lectura, pues cada lectora o lector tendrá la suya).

Todas las personas conocemos la pertinacia de la vida, la capacidad casi infinita de perfilar soluciones, evidente en la vida biológica y en la cultura, en el individuo y la comunidad.

La imaginación y la esperanza son inseparables. La imaginación, la intuición y la fe son, por igual, inseparables. Una persona, una comunidad, una sociedad, avanzan por la fe que tienen en lo que imaginan o intuyen posible. De hecho, la sobrevivencia la hacen posible los lazos afectivos y la imaginación.

Cuando una persona o una sociedad se encaminan al suicidio es porque han extraviado la facultad de imaginar, y con ello, la esperanza.

Un esclavo o una esclava resisten porque pueden imaginar la libertad, el ser libre. La imaginación es un don inapreciable. Es un don fiero. A un tigre no se le puede desprender de su fiereza, a la vida o se le puede desprender de la imaginación.

En plena decadencia física, una persona es capaz de concebir una asombrosa obra; en medio del derrumbe moral de sociedades han surgido verdaderas iluminaciones; en despiadadas tiranías han nacido proyectos libertarios inspiradores de generaciones; en condiciones de miseria han prosperados corrientes de solidaridad y fraternidad; en insondables crisis personales, mucha gente se ha conocido a sí misma y han visto la verdad… Uno de los más hermosos poemas en nuestra lengua es “Noche oscura del alma”, no es difícil suponer el estado de San Juan de la Cruz que precedió a la creación de esta belleza verbal “inflamada de amor”. Cervantes creó el Quijote en una celda lúgubre.

A SU JUICIO, ¿CUÁLES RETOS ENFRENTAN LAS MUJERES DE NUESTRO PAÍS EN LA ACTUALIDAD Y CÓMO DEBERÍAN AFRONTARLOS?
La violencia, en particular, la violencia emocional. Urge una mentalidad, una manera de ser, basada en la sinceridad, la cooperación y la solidaridad. La capacidad afectiva, su sustento y desarrollo, debe constituir parte primordial de la educación, sobre todo en los primeros siete años.

Autoritarismo en la cultura política del país y exclusión en los ámbitos principales en los que se toman las decisiones fundamentales.

¿POR QUÉ ELEGIR LOS AÑOS POST DICTADURA TRUJILLISTA PARA AMBIENTAR SU NOVELA?
En el periodo 1959-1979 de nuestra historia reciente se producen quiebres, tránsitos, rebeliones, una invasión, soplos libertarios… Estos veinte años componen el tiempo histórico de mi creación novelística, el que me luce más atractivo porque está matizado de desafíos y la Historia irrumpe en los universos mentales del individuo, así como en los imaginarios colectivos.

¿QUÉ OPINIÓN LE MERECE EL CIERRE DE VARIAS LIBRERÍAS EN EL PAÍS?
Se fundan bibliotecas en todos los municipios. No son grandes, pero sí bien cuidadas en términos de los libros en existencia y de servicios al público. Se prestan los libros y hay un sistema adecuado para recuperarlos.

Fungen como centros de la vida cultural de los municipios y las autoridades municipales las tienen como una joya de su gestión.

Asombra la manera armoniosa y efectiva en la que cooperan y suman esfuerzos los ayuntamientos, el Ministerio de Educación y el Ministerio de Cultura para que las bibliotecas cumplan su papel y lectores y lectoras se multipliquen. Maestros, maestras, estudiantes y público en general son asiduos a las bibliotecas.

(Ya nadie osaría señalar el número de bancas frente al número de bibliotecas).

Se abren librerías. Estuve en Neyba, visité su librería y encontré buenos libros. Ah, en Semaná y en Valverde Mao y en Jarabacoa, lo mismo.

Las editoriales funcionan sin contratiempos. Libreros y editores, sin bien no se hacen ricos, no confrontan mayores problemas financieros y, ya que disfrutan de sus ocupaciones, son unos cómplices de escritoras y escritores, así como del estimado público que espera ansioso las novedades editoriales.

La ley del libro y las bibliotecas es mejorada sustancialmente con la participación de todos los sectores interesados y se aplica concienzudamente.

El gobierno central toma muy en serio estos asuntos, imprescindibles, lo recalcan a menudo, para la calidad de la educación y el establecimiento de una democracia que funciona gracias a la conciencia, la responsabilidad y la participación de la ciudadanía.