MERCADOS VIRTUALES

El cine dominicano en tiempos modernos

RENÉ FORTUNATO: “PARA PROMOVER EL CINE DOMINICANO NO HAY QUE SALIR DEL PAÍS”

  • Creatividad y esfuerzo. Las páginas de internet se han convertido en el mejor aliado para los directores y productores en la República Dominicana que desean 'mercadear' sus películas y documentales.
Indhira Suero
Santo Domingo

Tome una computadora, una cantidad considerable de internet, una dosis de pocos recursos, una cucharada de deseos de triunfar y para finalizar añádale una buena película o documental.

Con estos ingredientes obtendrá la pócima perfecta para atraer a una audiencia con hambre de cine.

En República Dominicana el séptimo arte no se encuentra exento de las maravillas de la web, hoy día los cineastas la utilizan para mostrar su obra al mundo. En esta ocasión, cuatro directores de cine ofrecen sus impresiones y experiencias sobre este fenómeno.

Cocción 2.0
El cineasta René Fortunato posee una página web en la que promociona y vende sus documentales a todas las personas interesadas en adquirirlos.

De acuerdo a sus palabras en este tiempo es más que importante, trascendental utilizar la internet para sus trabajos, “debido a que en los años 70 un cineasta para promover su película tenía que enviar los rollos por correo postal, gastar mucho dinero y esperar meses por una respuesta”.

En videocinepalau.com, Fortunato ofrece a la audiencia su contacto, biografía, opiniones sobre los documentales que ha realizado, enlaces de interés, nuevas producciones y presenta al público dos opciones para adquirir sus “productos”: mediante “pay pal” o compra directa o por una lista de establecimientos donde adquirirlos. “Ahora desde la oficina, con un dvd y una cuenta electrónica de correo privado, puedes participar en los festivales de cine del mundo. Para mí esa facilidad ha sido maravillosa”, asegura Fortunato.

El documentalista señala los beneficios de esta herramienta, primero en la promoción y luego en la venta: “El último documental que hice Bosch imperio lo envié a varios festivales, por ejemplo a Houston Texas, donde ganamos el segundo lugar, a Viña del Mar, en donde se ubicó en la selección oficial e incluso lo enviamos a China a un festival de cine documental”.

Sobre la venta, Fortunato señala que posee ocho producciones en formato dvd y que mediante el ‘paypal’ llegan a lugares como China o África donde una persona puede poner el dinero en su cuenta y comprar el video.

“Creo que soy el único director de cine que utiliza este sistema de pago y he vendido a personas de Alemania, Francia, Japón y Chile desde la oficina sin moverme de mi asiento”, enfatiza.

Al igual que Fortunato, la directora Leticia Tonos utiliza el internet a su favor. En su caso le sirvió para la promoción de su película “La hija natural”. “Las películas independientes tenemos el reto de la limitación del pre presupuesto lo que convierte el internet en un medio fundamental para promocionar nuestro trabajo. Para “La Hija Natural” utilizamos las redes sociales como facebook y ante todo el correo masivo focalizado, para hacer llegar al público la información que queríamos. Eso nos sirvió para hablarle de la película a la gente del festival de Cannes y además pudimos utilizar los contactos de su base de datos. De esa manera pudimos enviarlo a personas específicas”, destaca Tonos.

Otros ingredientes
Más que crear una página de internet Bladimir Abud, director de “La lucha de Ana”, decidió utilizar el facebook para promocionar su película.

“Lo utilicé porque casi todo el mundo tiene una cuenta ahí. Esa fue mi principal motivación. También creamos un canal en youtube que recibió 20,000 visitas en dos semanas. Además hemos linkeado con otras páginas y subimos todos los reportajes que nos hacen en otros medios”, dice Abud.

Abud señala que Hollywood aprovecha al máximo las redes sociales y la internet y asegura que en otros países ya se mide el impacto de una película por la cantidad de seguidores que posee en cuentas de facebook y twitter.

“En youtube subimos un video que es una especie de preview y es una forma de llevar el mensaje al público. Le pusimos música y a la gente le ha gustado. La lucha de Ana ha creado una expectativa gracias a esta herramienta”, destaca.

Al igual que Abud, el cineasta y productor Abel Rodríguez, creador del festival “Mujeres en Cortos”, utilizó facebook para promocionar la actividad y considera que la internet se ha convertido en el medio de comunicación más rápido, accesible y directo para dar a conocer un producto o un acontecimiento.

“Decidimos crear una página con fotos y comentarios de todas las actividades que se produjeron en el evento en el portal de facebook. El resultado fue inmediato”, recuerda.

Rodríguez asegura que la gente ha respondido efectivamente a tal punto que cada vez más personas conocen el festival en el mundo y lo siguen y lo esperan.

“Creamos el grupo ‘Cortos de vista’ en facebook para todos los directores, actores y talentos que son profesionales o están en formación en el cine dominicano. Ahí se promueven, se arman debates y cine fórums de todo el que presenta su cortometraje”, asegura Rodríguez.

Aunque el director considera que la web es un arma de doble filo que por un lado puede mercadear de manera efectiva el talento, pero también puede condenar las ventas sino se emplean controles en lo que se promueve.

“No quiero ver un futuro sin un teatro o sala de cine dizque porque las películas se ven mejor en un computador”, señala.

Pocos recursos
La limitación de recibir poco presupuesto para sus obras, impide que los directores se conecnten más con su audiencia. “Nos hubiera gustado hacer más promoción y tener más presencia en las redes pero uno se arropa hasta donde le llegue la sabana y estamos satisfechos con el trabajo que pudimos hacer y con la respuesta del público”.

Un aspecto que señala Tonos radica en que no se utilizan de manera efectiva las potencialidades de las redes: “Nos limitamos a que la información este ahí y no a que sea interactiva, lo que sería más efectivo. Creo que no le estamos sacando el 15% de lo que se puede lograr con estos medios. Sería interesante que la gente pueda votar por un actor”.

(+)
PARA LOS QUE HACEN PINITOS

El futuro del cine en República Dominicana mantiene en expectativa a todo aquel que desea que en el país se realice algo más que comedias banales.

En el caso de los directores que reciben poco apoyo de los patrocinadores por considerar sus películas como “poco comerciales”, el internet puede ser el comienzo de algo grande.

René Fortunato recomienda a los jóvenes que hagan un cortometraje y lo suban a youtube: “Luego pueden enviar el link por correos masivos a críticos y a festivales de cine donde pueden ser tomados en cuenta”.

Un ejemplo de lo que señala el documentalista se nota en los cortometrajes del joven José María Cabral, “Un millón por Sobeida” y “Espejitos por oro” que generaron la atención de los usuarios y alcanzaron cientos de seguidores en cuentas de video como youtube. De esta manera Cabral daba a conocer su trabajo.

“Existe también una pagina llamada withoutabox.com donde pueden registrarse y obtener información de los festivales donde su obra califica por ejemplo si haces una comedia te dicen todos los festivales de cine de comedia , los requisitos para participar, la fecha de entrega, el numero de festivales de ese tipo que hay y mucos otros datos de valor. A mí me hubiera encantado que cuando empecé estuvieran a mi alcance todas estas facilidades”, aconseja Fortunato.