Listin Diario Logo
14 de noviembre 2018, actualizado a las 02:00 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC31ºC
Ventana sábado, 16 de abril de 2011
0 Comentarios

POESÍA

Leopoldo Minaya en Alfaguara

  • Leopoldo Minaya en Alfaguara
    Detalle. Portada de la obra.
Luis Beiro
Santo Domingo

La publicación de este libro es un acontecimiento cultural que Ventana no quiere dejar pasar por alto. Con ecos (solo ecos) de Juan Ramón Jiménez, Leopoldo Minaya enriquece el horizonte de la poesía infantil dominicana con su libro “La Canción de Angelina” (Alfaguara, 2010).

El volumen está integrado por 16 cantos que nos llegan a través de diversas rimas y formas estróficas, donde la asonancia señorea. Desde el encanto de la vida por descubrir hasta los episodios bíblicos, estos textos destellan elegancia conceptual. Están hechos como tributo a la belleza porque se amparan en un ritmo interior cercano a las alegorías y lejano de la planicie mundana. Los poemas de Minaya son sueños equilibrados que sorprenden porque saben encender.

Respetan a los niños: ni los miman, ni los ñoñean, ni los menosprecian con carcomidas moralejas. Los ponen a distinguir la hermosura de la fealdad a través de la palabra bien escrita, exuberante y llena de lirismo. Su lirismo es apacible y que sirve de telón de fondo para que el lector se adentre en la historia de Angelina y se recree con los acontecimientos que suceden mientras es buscada.

Minaya huye del anecdotario y se acerca al relato poético que aprendió de los clásicos del Siglo de Oro español. La historia de Angelina es magia y tributo al buen decir.

El autor sabe que la belleza es el punto fundamental del poema en medio de tanta orfandad libresca.

Con este libro se delimita en nuestro país qué es y qué no es literatura infantil.

Entre tanta bulla e inmodestia de algunos que se la dan de “grandes autores infantiles”, Leopoldo Minaya demuestra que no hay que tener 50 libros para ser un escritor “consagrado”, con uno solo muy bien escrito, se pagan todas las “frutas” del mercado, y sobran cuartos. Felicidades al autor por este regalo de buen gusto y a Alfaguara Infantil por hacerlo posible.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre