Listin Diario Logo
21 de octubre 2018, actualizado a las 10:55 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
Ventana sábado, 01 de octubre de 2011
0 Comentarios

ARTES VISUALES

¡Adiós a los sueños del maestro Ulloa!

  • ¡Adiós a los sueños del maestro Ulloa!
Juan José Mesa
Santo Domingo

Cuando se muere alguien que nos sueña, se muere una parte de nosotros”.
Miguel De Unamuno

A finales de 1988 conocí personalmente a mi amigo Alberto Ulloa. Desde mis años mozos, cada vez que me paraba frente a una de sus pinturas fue aumentando mi pasión por el arte. Don Fernando Álvarez Bogaert, posee unas piezas extraordinarias de la época en que el artista residió en España, y me decía, cuando me veía contemplando sus obras, (…) “un día te lo voy a presentar, este artista es formidable, cuando fui Embajador en España,  él hizo una gran exposición y me pidió que invitara a los reyes. Estos al igual que tú quedaron fascinados con su obra”.

Una mañana, confirmada la presencia y el lugar donde se encontraba  Ulloa, coordinamos la visita junto a también mi gran amigo Alberto Cruz Eduardo. Cuando llegamos al apartamento del artista en la Av. José Contreras, con el propósito de conocerle y adquirir alguna obra recuerdo perfectamente sus palabras, (…) maestro, usted ha llegado tarde, me voy de nuevo a Madrid. Solo puedo ofrecerle esas 100 serigrafías de la serie “El jurutungo”, que me encargaron y no me las han pagado, con esto completo lo necesario para marcharme. Es imposible seguir aquí, a menos que encuentre una persona que se encargue de vender mis obras mientras pinto”. Con el pasar de los años, me rio en voz alta, cuando recuerdo que quizás por desconocimiento le respondí de manera osada, atrevida y rápidamente, (…) pero yo puedo hacerlo, dígame lo que hay que hacer”.  

Tampoco olvido la respuesta y la risa de Ulloa, (…) “jajajaja, para eso hay que tener experiencia, saber mucho de arte, leer mucho…” A lo que tampoco vacilé en contestar, (…) pues eso mismo, dígame lo que hay que hacer y leer, por que si por lectura es, imagínese lo que he leído durante los 7 años de mi carrera de medicina”

El ambiente ese día no era el mejor para convencerle, ni para comprar arte, así que decidimos sopesar la oferta de las 100 serigrafías, por las cuales quería RD$21,000. Horas más tarde me propuse persuadir a Cruz Eduardo, para adquirirlas en su totalidad.

Mi atrevida respuesta a Ulloa, lo dejo inquieto. Dos días más tarde cuando fuimos a pagarle las serigrafías, me preguntó que si lo que había dicho era en serio, pues en ese caso él pudiera sopesar quedarse, bajo una serie de condiciones, que dieron origen a múltiples reuniones y a la firma de un contrato de representación exclusiva por tres años.

Con Alberto Ulloa nació, más que una relación de artista-marchante, una gran amistad. Él logró que a mi madre le gustara el arte y entendiera que cambiar una carrera de médico por el arte…, nada tenía de malo, llegué incluso hasta pintar  su taller. Recuerdo una marina que hice bajo su orientación,  la cual por temor,  nunca quise dar a conocer y hasta creo que sobre ella él pintó una obra tiempo después. Vi crecer a Rosa Natalia apenas una bebita cuando la conocí, a Remy, a Petrosky y a Kandonga.

Pasamos muy buenos ratos. Muchas horas….de tertulias, cangrejadas, peñas, jugadas de dominó, etc..., hasta que finalmente me decidí abrir mi primera galería de arte –Juan Carlos V– en 1991.  A él le debo también, mi pasión por la investigación en el arte.

Alberto se nos fue para siempre en la madrugada de hoy, y con él muchos sueños y proyectos. En su lecho de enfermedad,  siempre estuve al tanto de todo cuanto acontecía a través de mi amigo Wilfredo Mejía su ex cuñado –quien me dio la noticia de su muerte esta madrugada–  y por Abil Peralta quien tenía conocimiento de la estima recíproca.  Apenas hablamos por teléfono y habíamos coordinado que cuando ya estuviera mejor, nos juntaríamos y nos sentaríamos  hablar y programar  acciones concretas, promover de nuevo  sus obras, hacer una gran exposición para celebrar los 20 años de Mesa Fine Art…, “los sueños de Ulloa”.

Adiós al Maestro Ulloa, el pueblo dominicano pierde hoy unos de sus mejores exponentes. Él ha partido para siempre, pero deja su legado para todos. Sus obras se exhiben en los muros de los principales museos del país,  colecciones corporativas  y privadas.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre