Listin Diario Logo
28 de febrero 2021, actualizado a las 12:07 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Ventana sábado, 05 de marzo de 2011

PUBLICACIONES

Arte y letras en el Banco Popular

DESDE SU CARTA CONSTITUTIVA EN 1963, EL BP ESTABLECIÓ UN FIRME COMPROMISO CON LA CULTURA

  • Arte y letras en el Banco Popular
    Portadas. Los libros del Banco Popular son obras distinguidas y meritorias.
Indhira Suero
indhira.suero@listindiario.com
Santo Domingo

Una frase de Freddy Ginebra afirma que la “cultura somos todos” y cuando una institución decide contribuir al acervo bibliográfico de un país, se podría afirmar que con pequeños pasos tambien se puede lograr.

Cada año, el Banco Popular regala un libro a la sociedad y con su acción contribuye a que la cultura reviva.

El inicio
Para el escritor y vicepresidente ejecutivo de Relaciones Publicas y Comunicaciones del Banco Popular, José Mármol, la elaboración de un libro forma parte de las preocupaciones de este grupo financiero desde el punto de vista de la responsabilidad social corporativa que asume en beneficio de la sociedad dominicana.

“La idea original era hacer una colección y, luego, decidimos hacer un libro de manera anual. Tenemos alrededor de 10 años haciendo estas publicaciones con un criterio de divulgación masiva, porque estamos hablando de por lo menos cinco mil ejemplares, pero con un concepto de libro de lujo o un “coffe table book”.

Hoy día, obtener un balance entre la calidad de las ilustraciones y el contenido de los textos representa una prioridad para el equipo que elabora las publicaciones.

“Empezamos con obras de variados temas, como la colección de arte de nuestra propia institución, la Basílica de Higuey, arte sacro en la Zona Colonial,”Prats Ventos” y sus aportes a la plastica, entre otros. Hemos ido evolucionando hasta tener ribetes de serie editorial y publicamos otros textos como el de Edwin Espinal, “Historia social de Santiago”,  que ganó el premio Feria del Libro Eduardo León Jimenes y el volumen  “Imágenes Insulares”, una colección de mapas antiguos muy valiosa”, una parte de la cual el Popular donó a la mapoteca del Centro León.

Los libros han sustituido el tipo de regalo convencional que las empresas otorgan a sus clientes y relacionados a fines de diciembre para pasar a desarrollar “una función corporativa que se convirtió en un aporte general a la sociedad, a la cultura y a la educación”.

Lo popular
Uno de los aspectos que caracterizan estas publicaciones en los úlimos años es la serie “tema popular dominicano”, que representa un aspecto relevante de la historia cultural del país.

“Nos hemos enfocado en recoger y proyectar lo popular con publicaciones como “Carnaval popular dominicano”, con fotografías de Mariano Hernández y textos de Dagoberto Tejeda; “Arquitectura popular dominicana” de José Emilio Brea y Víctor Durán. Y tenemos nuestra última edición llamada “Religiosidad popular dominicana”, entre otros”, afirma Marmól.

Respaldo
De acuerdo al vicepresidente ejecutivo de Relaciones Públicas y Comunicaciones del Banco Popular, desde la fundación de esa entidad se ideó una actividad relevante de respaldo a la cultura y el arte nacional, compromiso que se refleja en su carta constitutiva del 23 de agosto de 1963.

“No sería solo una empresa financiera sino que viene a jugar un importante papel en el compromiso con el desarrollo social y humano de los dominicanos. De esa fecha datan muchísimas publicaciones hasta llegar a una que fue emblemática: “Pioneros de la banca dominicana”, de Frank Moya Pons. Ademas, la colección de obras de arte con que cuenta el banco hoy día la conformó, en gran medida, su géstor, don Alejandro Grullón.

La identificación de la alta gerencia de la institución con el proyecto ayudaría a que aportara al crecimiento cultural del país.

“Cuando le presentamos a don Manuel A. Grullón, presidente del banco, la idea de publicar cada año un texto que despertase interés en los lectores, en espacios académicos y culturales, automáticamente la respaldó y cada año presenta, en su condición de presidente de la institución, cada libro”, aseguró Mármol.

Seguimiento
La organización no publica el libro y se desentiende de él, sino que lo convierte en tema de interés y cobra vida en los espacios culturales dominicanos.

“A cada libro le siguen conversatorios o paneles, porque ponen el tema sobre el tapete. Buscamos especialistas en el área, invitamos a un auditorio conformado por personas interesadas y damos oportunidad a que esos temas resurjan en el ambiente cultural o academico. Un ejemplo es el libro de fotografías “Pacto con la tierra”, de Miriam Calzada, impactó porque el tema de la protección medioambiental es muy sensitivo y fue muy solicitado el libro por centros culturales y bibliotecas de Estados Unidos y Europa”, explicó Mármol.

Estos libros no se venden: “Los obsequiamos y los distribuimos en las distintas embajadas del país en Latinoamerica y prácticamente de todo el mundo. Lo enviamos a bibliotecas en Estados Unidos y Europa. Además, tenemos un listado de más de 200 instituciones nacionales y extranjeras, a las que esos libros llegan enviados por nosotros mismos”.