Listin Diario Logo
11 de diciembre 2018, actualizado a las 01:08 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual20ºC30ºC
Ventana domingo, 26 de agosto de 2007
0 Comentarios

HISTORIA

Obra de Pellerano Castro cumple 100 años de impresa en el LISTÍN

ESTE PERIÓDICO, CUMPLIENDO SU ROL MÁS ALLÁ DE LO INFORMATIVO Y NOTICIOSO, DESDE SU FUNDACIÓN SE CONSTITUYÓ EN PROMOTOR DE LAS PRODUCCIONES LITERARIAS Y CULTURALES DEL PAÍS

  • Obra de Pellerano Castro cumple 100 años de impresa en el LISTÍN
    En los altos de madera de esta casa, estuvieron instaladas las oficinas de la agencia mercantil Pellerano- Atiles, desde donde se editaba.
Manuel Mora Serrano
SANTO DOMINGO.- Se cumple este año el centenario de la aparición, editada en apretado volumen en la imprenta del Listín Diario de “Las Criollas. De Casa” de Arturo Pellerano Castro, Byron, sin que se haya alborotado el tinglado cultural del país.

En aquella vieja edición había un prólogo en verso con el título de “A confesión de parte”... cuya primera estrofa dice: “Harto de teneduría,/ de sumas y restas harto,/ llegué una tarde á mi cuarto/ ya en punto á expirar el día./ Sin vuelos la fantasía,/ mal fruncido el entrecejo,/ de un viejo arcón de pellejo/ saqué para distracción/ la variada colección/ de unos periódicos viejos”. que después de 4 estrofas en la quinta reza: “Y me fui, con alma toda,/ con sed de luz y poesía,/ nada menos que a una oda,/ muy larga: La Tiranía./ Mas ay! que la tal sufría/ el verso extraño rigor;/ “no se puede hacer peor”/ dije ante tal mamotreto;/ busqué la firma, el sujeto..../ Y era yo mismo....El Autor.”.

No sabemos si fue incluida en la segunda edición de 1927, pero desaparecio en la tercera hecha por Ediciones Capeldom en 1966, con prólogo de Clara Báez Pellerano. Esta trae como prólogo su “Autobiografía”.

En cuanto a las criollas que aparecen son “A Ti”, que fue dedicada a su esposa, la poetisa cubanodominicana Isabel Amechazurra, como es natural, aunque el nombre no aparezca; A Aurora Ravelo; A Dulce María Borrero; A Curucha Bona, A Mercedes Alfau, A Herminia I. Rodríguez, A Julia Hernández, A Consuelo Martìnez, A Cristiana Romano, A Zaida Dujarric, A Nereida Dujarric y a Mercedes Echenique Batista, luego concluye con “De Casa”, con uno titulado Examen Escolar decidado a Isabel A. de Pellerano, que originalmente fue publicada como De Casa I, el 1ero. de febrero de 1899 en la Revista Ilustrada; Malelo, publicada como De Casa II el 15 de febrero de dicho año y los demás, Arturito, Fellito, Casus Belli y Cosas de mi Nene.

Pellerano Castro había nacido en Curaçao el 13 de marzo de 1865. Fueron sus padres los dominicanos Manuel María Pellerano Bonetti y Teresa de Castro de Pellerano. Muy pequeño vino a vivir a esta ciudad. Utilizó el seudónimo de Byron y no firmaba su primer nombre como poeta, sino sólo Pellerano Castro, hasta luego que ponía la inicial A. y así figura en las ediciones de “Criollas. De Casa”. Murió el 3 de mayo de 1916, de modo que se salvó de contemplar la ignominia de su patria pisoteada por las botas de los marines.

En homenaje a tan ilustre poeta, diremos que fue de los pioneros (el primero realmente fue Mario E. Mazara que publicara en la revista de Francisco Noel Henrìquez Ureña, “Nuevas Páginas” el 25 de septiembre del 1900, un poema intitulado precisamente “Criolla”, como lo había pedido en su poema de 1896, “De América” José Joaquín Pérez: “Píntame a golpe de la luz del trópico/ a la criolla de cutis de canela/ que el beso perennal y voluptuoso/ del sol en el cenit,/ colora y quema”, pero éste no lo hizo así sino que por el contrario, le cantó a una rubia, por lo que parece que indignó a mucha gente por el racismo que destila.

Veamos unos versos edificantes: “Suelta al desgaire la melena blonda/ que un sol mugiente con su lumbre baña/ ojos leopardos donde impera el odio, / el odio eterno a la morena raza; /altivo el porte, desdeñoso el aire/ y envuelta en ondas de aromado encaje/ junto a su cuello la envidiable toalla/ que el blanco seno de la virgen guarda;.”).

De ahí quizás la reacción de Byron en “A Ti”: “Yo quisiera mi vida ser burro,/ ser burro de carga,/ y llevarte, en mi lomo, a la fuente,/ en busca del agua,/ con que riega tu madre el conuco,/ con que tú mi trigueña te bañas”. Esta criolla de Byron, contrario a la de Mazara, no es rubia. Es trigueña, es la que tiene ‘el cutis de canela’. La mulata ciolla reina del país.

Antes y después de Byron hubo toda una revolución criollista que desató la arenga de José Joaquín Pérez, el primero en reaccionar contra el exotismo modernista, ya que el poema de marras está dedicado “A un modernista exótico”. y en otra parte proclama y exige al poeta del futuro: “Descríbeme torrentes y montañas,/ cuanto con vida vigorosa alienta/ en la fértil región americana/ ¡en nuestra hermosa exuberante tierra!”.

Pero no agrego más, porque será el tema de una de las tres conferencias que ofreceremos en el Corredor Cultural de la Secretaría de Estado de Cultura en los próximos meses.

Este hecho confirma que los poetas jòvenes del país aceptaban las directrices de los mayores y no cometian el parricidio. No los veían como seres atrasados de otro planeta.

José Joaquín avizoró en el entusiasmo del joven Tulio M. Cestero, el primer modernista convicto y confeso del país, como lo evidenciaría en su libro “Notas y Escorzos” de 1898, editado dos años después que De América, lo que podía venir cuando ese movimiento decadentista hiciera furor, como lo hizo en todo el mundo de habla castellana.
COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre