Descubren 5 exoplanetas gigantes gracias a observaciones en La Silla (Chile)

EFE
Ginebra, Suiza

 Un equipo de científicos de la Universidad de Ginebra (Suiza), liderado por Emily Rickman, anunció hoy el descubrimiento de cinco planetas fuera del Sistema Solar con masas entre tres y 27 veces superiores a la de Júpiter, gracias a 20 años de trabajos desde el Observatorio de La Silla, en Chile.

"Todos los planetas están dentro de nuestra galaxia, en lo que llamamos 'el vecindario del Sol' con distancias que varían entre los 113 y los 156 años luz", explicó Rickman a Efe.

Aunque desde que se descubriera el primer exoplaneta en 1995 se han hallados más de 4.000 cuerpos de este tipo en el Universo. Los presentados por la universidad ginebrina presentan la particularidad de que se encuentran lejos de sus estrellas, por lo que sus órbitas de traslación duran entre 15 y 40 años.

Sólo una veintena de los exoplanetas conocidos tienen órbitas superiores a los 15 años, ya que para confirmar su existencia suele ser necesario esperar a que completen al menos una vuelta alrededor de sus estrellas, y de hecho en la identificación de estos cinco astros la universidad ha empleado dos décadas de trabajo.

"Al estar tan lejos de sus estrellas es extremadamente poco probable que puedan acoger formas de vida, pero son planetas muy interesantes porque, dada su lejanía, podremos en el futuro próximo tomar imágenes de ellos directamente", señaló Rickman.

"Entender los planetas en diferentes tipos de sistemas estelares nos puede ayudar a comprender nuestro propio Sistema Solar y ver cómo se formó y evolucionó", añadió.

Para la observación de estos planetas la Universidad de Ginebra ha utilizado un telescopio propio especialmente diseñado para ello, el Leonhard Euler (emplazado en La Silla), dotado con el espectrógrafo Coralie, que permite medir la velocidad radial de estos cuerpos.

Actualmente hay dos métodos principales para el hallazgo de exoplanetas: la detección de tránsitos (minieclipses en los que estos cuerpos pasan por delante de su estrella) y la citada medición radial, que permite el estudio de astros más pequeños, con masas similares a la de Neptuno (17 veces mayor que la de la Tierra).