Listin Diario Logo
02 de abril 2020, actualizado a las 12:31 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Religión/Senderos sábado, 22 de febrero de 2020

SENDEROS

Celos, envidia o admiración

  • Celos, envidia o admiración
Ana Mirtha Vargas
Santo Domingo, RD

 Cuando el éxito de alguien te causa dolor, quieres po­seer lo que tiene, o miras maliciosamente el benefi­cio obtenido, te frustras o lamentas por su alegría, o celebras su fracaso, penosa­mente, estás sintiendo envi­dia. Este es uno de los sen­timientos más comunes y tóxicos que pueden existir, menoscaba al envidioso y al envidiado. Sí eres así o co­noces  a alguien similar, de­bes cuidarte. Una persona envidiosa y resentida puede ser capaz de las más despre­ciables perversiones contra el envidiado.

Los celos y la envidia son sentimientos comunes. Los celos están relacionados con pensamientos negati­vos y obsesiones con fre­cuencia irracionales que resultan perniciosas en las relaciones. Mientras la envi­dia vincula a dos personas, los celos envuelven a una tercera, y emergen cuando se teme perder a la alguien que presumiblemente se posee.

La envidia y los celos son  inevitables, la reacción ante ellos debe manejarse juiciosamente. El sentimiento de admiración es más benigno, eso se refiere regularmente a alguien que dice “Te tengo envidia de la buena”. Cuan  do admiras a alguien y sus conquistas, te complace y bendices sus éxitos sin querer estar exactamente en sus zapatos, podría ser ente motivador de las victorias propias.


Más en Religión/Senderos