Listin Diario Logo
15 de octubre 2018, actualizado a las 01:28 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC23ºC
Religión/Senderos sábado, 06 de octubre de 2018
0 Comentarios

QUIÉN ESTÁ EDUCANDO AL PUEBLO?

Nuestra Señora del Rosario

  • Nuestra Señora del Rosario
Maruchi R. De Elmúdesi
mtelmudesi@gmail.com

El domingo 7 de octubre es día de Nuestra Señora del Rosario.

Octubre es un mes que me trae muchos recuerdos, buenos y no tan buenos.

Este es un día muy doloroso para mí, murió mi padre (1967), un ser maravilloso, fuerte y cariñoso. El día de su muerte, cerraron sus puertas todas las tiendas de la calle El Conde (él trabajaba en Casa Cerame, el negocio de su familia de Puerto Rico y España), en respeto por su triste partida. Y es que todos los que lo conocían lo querían. Su muerte marcó mi vida en un antes y un después. Murió joven, como mueren los justos (Sab 4, 7-19): “La muerte del justo, motivo tantas veces de escándalo, es, en realidad, una prueba del amor de Dios. Dios le ha librado para siempre de la fascinación del mal. ¿Cómo no lo entienden así los hombres? Y yo tampoco lo entendí entonces. Luego le pedí mucho perdón a Dios por mi falta de fe. Y es que entonces no entendía, que los planes del Señor no son mis planes. Mi padre no hubiera podido soportar todo lo que aconteció a partir de esa época en nuestro país. El año 1968, a los tres años de la Revolución de Abril, fue un año que “marcó un hito de tipo sociocultural, que significó un antes y un después igualmente en varios países de Occidente. El epicentro fue en los Estados Unidos (la muerte de Martin Luther King), pero sus reverberaciones alcanzaron parte de América Latina y Europa. Los protagonistas de este alzamiento pacífico fueron los jóvenes, aquellos que en aquel año (1968) se encontraban en la adolescencia y temprana adultez, y que eran los vástagos de muchos de aquellos que de manera directa e indirecta participaron de aquella desastrosa Segunda Guerra Mundial. Fue una ruptura drástica y culturalmente violenta de dos generaciones. Por una parte los padres conservadores, machistas, introvertidos, jerárquicos, creyentes en sus gobiernos y por otra los jóvenes liberales, menos machistas e individualistas, desconfiados de sus gobernantes y de la corrección moral de sus propósitos en materia de política internacional”. (Tomado del Listín Diario del 29 de septiembre/2018- Trabajo de Ricardo Pérez Fernández).

Nosotros en nuestro país no aprendíamos aún a vivir en libertad, y dio mucho trabajo que aprendiéramos que la libertad genera derechos, pero también deberes, a los que tenemos que comprometernos a cumplir muchas veces aún a costa de nuestros propios intereses.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en Religión/Senderos

Descubre