Listin Diario Logo
19 de septiembre 2018, actualizado a las 12:59 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual23ºC29ºC
Religión/Senderos sábado, 21 de octubre de 2017
0 Comentarios

DOS MINUTOS

El Señor y los impuestos

Los que seguimos a Jesucristo como nuestro único Señor no podemos depender de lo que hagan otros, sino seguir a nuestro Maestro.

  • El Señor y los impuestos
Luis García Dubus
Santo Domingo

“Excúseme, pero... ¿quién es usted?”, le pregunté y añadí a modo de explicación: “Le pregunto porque he observado que viene usted a misa todos los días y como también me parece haberlo visto en televisión, me gustaría saber’’

“Yo soy (me dijo su nombre) y soy diputado. Debe ser por eso que me ha visto usted en TV”.

“Y usted, siendo diputado, va a misa todos los días. ¿Por qué?’’

“Porque antes de diputado, yo soy cristiano, y vengo a diario a recibir sus orientaciones, a alimentarme con la comunión, y a pedirle la bendición’.’

“¡Qué bien!”, exclamé. Y añadí: “Pues cuente con que en adelante oraré todos los días por usted”.

“Muchas gracias, yo necesito eso”, me dijo cortésmente.

 Me acordé de esto cuando recientemente alguien me dijo: “Todos los políticos son unos ladrones”.

“Pues mira”, le respondí, “yo conozco a uno que no lo es, así que decir ‘todos’ es un error”.

Yo soy un dominicano y estoy orgulloso de serlo. ¿Por qué? Empecemos por Juan Pablo Duarte, padre de nuestra patria. No he oído de ningún otro país que pueda decir, como nosotros, que tienen a un santo como su fundador, como su libertador.

Pero no nos detengamos ahí, conozco a muchos líderes, empresarios, médicos y hombres públicos que han dedicado su vida a ayudar a muchas personas pobres dándoles empleos justamente remunerados, prestando servicios a muchos miles de personas sin abusar en absoluto de su privilegiada posición, sino por el contrario, sacrificando su tiempo y dinero para estar amorosamente unido a aquellos a quienes ayudan.

Lo que sucede es que ellos no están publicando lo que hacen, (el bien no hace ruido) porque no están buscando aplausos ni honores, sino que están movidos interiormente por su Maestro y Líder Jesucristo. Están haciendo cosas “con su mano derecha, sin que su izquierda lo sepa”.

¿Ha visto usted algunos perros tratando de morder su propia cola? Pues nosotros somos como ese estúpido perro, sólo que nosotros hemos alcanzado nuestra propia cola y nos la estamos mordiendo, comiéndonos a nosotros mismos cada vez que criticamos duramente y publicamos errores, abusos y ladrones desde el poder (que los hay), sin tener en cuenta a la inmensa mayoría de nuestros hermanos quienes son gente buena de corazón, serviciales, amables y humildes, tengan o no títulos universitarios o mucho o poco dinero

La pregunta de hoy
¿Debemos pagar impuestos o no?

Al Señor le hicieron esta pregunta, y Él, habiéndole sido mostrada una moneda con la imagen del César, respondió: “Pues den al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”.

Usted me dirá: “¿Para qué pagar impuestos? ¿Para que los roben los políticos?”. Bueno, vuelvo al principio. Hay personas muy serias, como ese diputado, que no están robando, sino sirviendo al país. Ahora, si algunos están robando, eso es problema suyo, y “cada uno será juzgado según sus actos”.

Nosotros, los que seguimos a Jesucristo como nuestro único Señor, no podemos depender de lo que hagan otros, sino seguir a nuestro Maestro, y allá ellos.

 Nosotros estamos en el mundo, pero no somos del mundo.

En nombre del Dios que nos habita, amemos a la gente tal como es, y oremos por nuestra patria.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en Religión/Senderos

Descubre