Para no reír

Construyendo el presente

En días pasados tuve la oportunidad de participar en el primer “Festival de lectura”, una actividad en la que los protagonistas fueron estudiantes entre primer y tercer grado de primaria.

Fue una actividad en la que no estuve como periodista, ni como miembro del jurado, maestra o participante, estuve ahí de forma voluntaria, lo que me llenó el pecho aún más, no por mi, sino por la significación del evento.

Maestros y estudiantes de las distintas regionales educativas llegaron desde temprano y no lo hicieron solos, lo hicieron con un sinnúmero de elementos que adornarían sus presentaciones. En todos se vio la dedicación y tiempo que emplearon no solo en preparar a los excelentes lectores que subieron al escenario, sino en toda la logística detrás para ser dignos representantes de su provincias.

Mientras veía a cada grupo presentarse solo pensaba en que estamos construyendo el presente, para un mejor futuro, seguro he de haber escuchado la frase en algún lugar, pero cada una de las 18 agrupaciones lo reafirmaba más.

Y es que a menudo decimos que la esperanza está en los niños que son el futuro, sin embargo, soy fiel creyente de que son el presente, ese que se levanta desde Santiago a las 4:00 de la mañana para estar a tiempo en Santo Domingo, el que lee, estudia, se prepara y juega.

El futuro es hoy y no puede esperar, nuestros niños forjan cada día el mañana con sus esfuerzos del presente.

Desde mi posición de abanderada que si se puede soñar y los niños son los más dignos representantes de soñadores e ideólogos de fantasías, me sentí inmensamente feliz, que desde la lectura, cosechemos sus sueños, pero sobre todos, sigamos construyendo el presente.

Tags relacionados