FIGURAS DE ESTE MUNDO

Como el grano de mostaza

“¿A qué se parece el reino de Dios -pregunta Jesús-, o con qué parábola lo compararemos? Es como el grano de mostaza, que cuando se siembra en tierra, es la más pequeña de todas las semillas del mundo; pero después de sembrado, crece, y se hace mayor que todas las otras plantas del huerto, y echa ramas tan grandes que hasta las aves pueden hacer nidos bajo su sombra” (Marcos 4:30-32).

La planta, convertida en árbol, que representa la esfera de la salvación, crece tanto que puede proveer resguardo, protección y beneficio a todo el mundo. Ciertamente millones de incrédulos han sido favorecidos con el evangelio y el poder de Dios para salvar; estos cristianos han sido una bendición para la humanidad, pues anunciando el mensaje de esperanza son partícipes de la obra divina, que está en marcha hacia su culminación gloriosa.

Tags relacionados