Cacique Enriquillo

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

Hoy es el día para recordar la vida y las hazañas de Enriquillo. Él es símbolo de nuestra valentía, pero también de nuestra vocación de pueblo libre que debe resistirse a toda forma de esclavitud.

Siempre recordaré en mi vida -desde que soy estudiante- que todo lo que hizo Enriquillo fue en nombre de la fe que había recibido. En nombre del cristianismo salió en defensa de su libertad y en contra de la opresión que le quería hacer un pueblo contrario.

Enriquillo siempre será el hombre símbolo de la libertad y del que lucha y se esfuerza sin hacerle daño a nadie para ser libre él y su pueblo, hasta que tuvo un lugar donde vivió por el resto de sus días en plena libertad.

¡Viva Enriquillo!

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.