Listin Diario Logo
25 de junio 2022, actualizado a las 12:21 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista jueves, 23 de junio de 2022

TESTIGO DEL TIEMPO

Coqueteando con la desgracia

  • Coqueteando con la desgracia
J.C. Malone
jcmalone01@aol.com

 Rusia y los Estados Unidos no se enfrentarán directamente Ucrania, su cita bélica se pre­para silenciosamente en Li­tuania. Es una pequeña repú­blica en el mar Báltico, con menos de tres millones de habitantes, pero es parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Lituania consultó con la Unión Europea, luego decidió bloquear los trenes que circu­lan entre Kaliningrado, un enclave de Mos­cú en el Báltico, y el resto de Rusia. Lituania alega que cumple con el embargo contra Rusia, pero Moscú recuerda que un tratado vigente establece el libre tránsito de Rusia por Lituania para acceder a Kaliningrado.

En Kaliningrado, un territorio ruso en el mar Báltico, viven casi medio millón de ru­sos, ahí almacenan parte importante del ar­senal ruso, incluyendo armas nucleares.

Rusia definió la prohibición de Lituania como “movidas provocativas, abiertamen­te hostiles” y adelantó que el Kremlin “to­mará acciones para proteger sus intereses nacionales”.

Eso significa acción militar, Lituania es parte de la OTAN, si Rusia la ataca, respon­dería el poderío militar de esa alianza, in­cluyendo Estados Unidos. El presidente Joe Biden adelantó que utilizará todo el pode­río militar estadounidense para defender “cada pulgada” de territorio de la OTAN.

Lituania, con menos población que Puer­to Rico, es un instrumento de la Unión Eu­ropea, la OTAN y Washington contra Rusia.

El presidente ruso, Vladimir Putin, no abandonará sus ciudadanos y su arsenal en Kaliningrado, su reacción a esa “provoca­ción”, decidirá el futuro de la paz mundial.

La primera gran guerra, entre las poten­cias nucleares del planeta, que tanto se evi­tó, ahora la provocan abiertamente. Quié­nes calcularon todo esto fríamente, tienen un claro objetivo, buscan destruir la paz mundial, coquetean con la desgracia.

Pocos hablan del tema, pero un día tro­pas rusas pueden marchar sobre Lituania, demostrando que Putin “enloqueció”, está fuera de control. Rusia invadiendo una pe­queñísima nación, como Lituania, sería un abuso mayúsculo.

Eso justificará tomar acciones directas contra Putin, para defender a “una pequeña nación, agredida por un dictador sanguina­rio”, pero todo fue fríamente y descarada­mente calculado, directamente provocado.

Guerrear contra Rusia unificaría a los Es­tados Unidos bajo el liderazgo de Biden an­tes de las elecciones de noviembre, esa sería la única esperanza del Partido Demócrata.