EN POCAS PALABRAS

Inflación, tasa de interés y perspectivas

Juan Guiliani Cury

Me han preguntado cómo surge la inflación que de hecho es un término económico íntimamente ligado al comportamiento de los precios dentro de la oferta y la demanda. Un factor inflacionario como aconteció en Estados Unidos años atrás hizo perder la reelección presidencial al presidente Jimmy Carter y también la vuelta al poder de Gerard Ford. Cuando Carter la inflación subió a un 17% un número muy elevado para una economía como la estadounidense, la mayor del mundo. Actualmente, y debido a la crisis en la cadena del suministro surgida como consecuencia de haberse disparado la demanda de mercancías al bajar el Covid-19, un factor éste que en gran medida ha contribuido a incrementar los precios internos a niveles de dos, tres y hasta cuatro veces más de lo que normalmente es el nivel de inflación en una economía desarrollada. A esto hay que sumarle principalmente los eventos bélicos de la guerra entre Rusia y Ucrania que ha provocado un alza en el precio del petróleo y ha limitado los suministros del gas natural ruso a naciones de la Unión Europea y otros países consumidores. En el caso de los alimentos el conflicto entre Ucrania y Rusia, países vecinos de la Europa Oriental, enfrascado en una cruenta guerra separatista, ambos suplen más del 30% de productos básicos alimenticios como trigo, maíz, soya, cebada al mercado mundial. Para combatir o aminorar los efectos dañinos de la inflación en el bolsillo de los consumidores, una de las recetas más utilizadas por los bancos centrales es aplicar medidas anticíclicas como serían restricciones en la oferta monetaria y subir la tasa de interés referencial. Este tipo de medida tiende a encarecer el dinero y desalentar importaciones para estabilizar el consumo. La inflación es un fenómeno temporal.   Se produce de varias formas. Sus efectos adversos merman la capacidad de consumo de los ciudadanos y tiene una vigencia aleatoria   promedio de seis meses en economías organizadas. Asimismo, hay que decir que algún grado de inflación alienta   ganancias a sectores que no dependen mucho de insumos extranjeros. En la economía dominicana, los efectos inflacionarios se notan al subir los precios de los alimentos y algunos servicios. Las autoridades monetarias dominicanas han subido el tipo de interés referencial que ronda ahora un 6,5% como medida preventiva. Las perspectivas, sin embargo, son hacia un regreso paulatino a un objetivo de una inflación baja y moderada en lo que perduran estas presiones alcistas en el escenario económico mundial, que es de donde se originan estos apremios inflacionarios. Hay que reconocer que las autoridades económicas han empleado herramientas correctas y otras medidas de contención pata evitar un brote inflacionario indeseado en la economía dominicana.