Listin Diario Logo
27 de junio 2022, actualizado a las 12:15 AM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista miércoles, 02 de marzo de 2022

EN LA DIANA

Costo fiscal monetario

Rolando Reyes
rolandoreyesyasociados@gmail.com

Primer Tiro
El rápido aumen­to de las tasas de interés, así como la reduc­ción del tipo de cambio registrada en el re­cién pasado mes de febrero, son factores que demuestran de manera contundente que la velocidad de transmisión de la política monetaria res­trictiva ha sido mucho ma­yor que en otros episodios de endurecimiento monetario. Pero la velocidad tiene una correlación positiva con la magnitud de la restricción, y si se mide esta última en fun­ción de la cantidad de dinero retirada de la emisión mone­taria, hay que concluir que el actual es el episodio de ma­yor contracción en toda la historia de política moneta­ria bajo el esquema de metas de inflación: En los meses de enero y febrero se colocaron notas del Banco Central por RD$ 104,479.1 millones por encima de los vencimientos de dichos meses, cifra que re­presenta el 12.5% de la emi­sión monetaria ampliada existente al 31 de diciembre del año pasado. En términos de efectos de la restrictividad monetaria total, lo anterior es mucho más significativo que el aumento de 200 pun­tos en la Tasa de Política Mo­netaria.

Segundo Tiro
La apreciación cambiaria re­gistrada en el mes de febrero conduce a la consideración y medición de los benefi­cios de mitigar el choque in­flacionario externo median­te una reducción del tipo de cambio nominal, en cuyo ca­so se pagaría un costo adicio­nal al del exceso de la restric­ción monetaria (ver calculo en siguiente Tiro): el de la pérdida de competitividad del tipo de cambio nominal, aunque se puede pronosticar que el mismo se colocará rá­pidamente en la frontera del promedio del mes de enero, pues también se puede esti­mar razonablemente que el componente de mayor tasa de interés de la restricción monetaria solo es suficien­te para compensar riesgos y anclar las expectativas, no para producir una apre­ciación cambiaria. Además, provocar una reducción del tipo de cambio sería mucho más irracional que el subsi­dio generalizado a los com­bustibles, pues en este último caso se mitiga el efecto infla­cionario del choque petrolero, con lo cual se beneficia toda la población, mientras que el se­gundo caso no produciría tal efecto, y solo beneficiaría a los compradores de dólares.

Tercer Tiro
El costo de la restricción mo­netaria excesiva (medido co­mo la diferencia entre el mon­to de títulos colocados y los vencimientos, multiplicado por el aumento en la tasa de rendimiento pagada en las últimas seis subastas con res­pecto a las subastas anteriores al mes de diciembre) ascien­de a RD$ 23,032.5 millones, el cual tendrán que pagar los contribuyentes activos duran­te el plazo promedio de venci­mientos de los nuevos títulos colocados (aproximadamen­te cinco años), y el que estaría por encima del necesario pa­ra absorber el choque exter­no y mantener ancladas las expectativas inflacionarias y cambiarias, pues hay que te­ner en cuenta que la política monetaria solo puede anclar las expectativas y controlar el componente domestico de la inflación, y solo debería as­pirar a estabilizar el tipo de cambio, con lo que se lograría eliminar el componente infla­cionario adicional de un au­mento del mismo. Eliminar el impacto en la pobreza que tiene el choque inflacionario externo es un papel de la po­lítica fiscal, y más aún, una re­ducción del tipo de cambio no produce una reducción de la inflación.