Listin Diario Logo
19 de mayo 2022, actualizado a las 10:33 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 25 de enero de 2022

OYE PAÍS

Ante el escarceo

  • Ante el escarceo
Ruddy L. González

 Quizás algunas fallas en los ‘pro­cedimientos’ sea la causa real del escarceo que se ha armado por el fideicomiso de las plan­tas de Punta Catalina, pero oyendo los expertos independientes –jurídicos y financieros- evidentemente concluyo en que no hay irregularidades, falta de transparencia y, menos, un propósito de enajenar ese bien del Estado en favor de terceros, como han plantea­do algunos.

El dominicano ‘común’, ha aprendido en es­tos días lo que es y significa la figura financiera denominada ‘fideicomiso’, un modelo que se re­pite en los últimos tiempos en los carteles que anuncian la generalidad de proyectos de cons­trucción, por ejemplo, en que los bancos finan­cistas de la obra garantizan el ‘blindaje’ de los recursos, de la inversión de los beneficiarios -comprador, constructor, prestador-, ya que los fideicomisos han demostrado que son un meca­nismo eficiente, legal, transparente.

En el caso de las plantas de Punta Catalina el Gobierno, en voz del propio presidente Luis Abinader, ha garantizado que esa empresa no se vende ni se privatiza y que ese fideicomiso se ha armado como una garantía de su perma­nencia como patrimonio, presente y futuro del pueblo dominicano, mostrando una coheren­cia entre lo que plantea y hace.

Creo sí, que el escarceo que se ha armado obedece a que el fideicomiso no fue lo suficien­temente socializado, explicado, garantizado en su claridad. Pero también hubo falla en la prisa, más que en el propósito de engaño, de la san­ción del contrato por los diputados. Los senado­res ahora, pueden y deben, pues, dejar claro to­do lo que es y significa el fideicomiso de Punta Catalina.