Listin Diario Logo
19 de mayo 2022, actualizado a las 10:33 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 21 de enero de 2022

Colaboración

Chile y Cataluña

  • Chile y Cataluña
JOAN BOSCH I PLANAS

Con toda probabilidad, el rumbo que habrá de tomar la política en Chile a raíz de los resultados electorales del diciembre pasado, los cuales harán investir en unas semanas un nuevo presidente, joven y con cierta trayectoria de liderazgo, estimula a una sociedad confusa y cansada de protestas y reivindicaciones que ha obtenido a cambio víctimas y abusos que ya no podía tolerar por más tiempo.

El presidente electo, Gabriel Boric Font, de tendencia socialista, descendiente de emigrantes croatas llamados por la fiebre del oro de finales del XIX y de madre catalana, tiene por delante retos importantes puesto que le han precedido la corrupción y las políticas antisociales como las demandas del pueblo mapuche y, además, critica abiertamente los autoritarismos y las constantes violaciones de los Derechos Humanos que se llevan a cabo en Cuba, Nicaragua y Venezuela.

La inmigración catalana en Chile no ha sido importante en lo que respecta a la cantidad de individuos exceptuando las familias que se instalaron en la Colonia. Sin embargo, cabe destacar los refugiados huidos de la Guerra Civil Española que el barco Winnipeg desembarcó en Valparaíso el verano de 1939.

Con unos trescientos vascos que ya se encontraban expatriados en Francia, más de dos mil exiliados catalanes que habían cruzado los Pirineos navegaron desde un puerto de este país hasta la ciudad conocida hoy como la Joya del Pacífico, una vez coordinada toda la operación por el poeta Pablo Neruda, quien viajó expresamente para llevarla a cabo.

Viajaban intelectuales y también, empresarios e industriales, algunos de los cuales  arraizaron en las nuevas tierras y otros continuaron camino hacia destinos distintos como la República Dominicana, una tierra que si bien fue un lugar transitorio para algunos, otros dejaron su huella para que en el futuro emergieran personajes como Bosch o Balaguer. Según fuentes diplomáticas, la isla cuenta en la actualidad con una población de unos tres mil a tres mil quinientos ciudadanos de origen catalán.

Cabe destacar el caso de Arturo Prat Chacón, militar de la Armada chilena, descendiente de cuarta generación de catalanes originarios de Santa Coloma de Farners, población al noreste de la región, donde se le homenajeó en la década de los setenta y donde tiene instalado un busto en la plaza que lleva su nombre.

Este capitán murió en combate en la Guerra del Pacífico pero antes ya tuvo su bautizo en la Guerra contra España, en la cual los españoles salieron muy mal parados. Su biografía es considerada de heroica en Chile y los farnenses siempre tienen ocasiones para conmemorar y exaltar las gestas de este patriota chileno de fundamento catalán que ahuyentó los españoles de aquellas aguas.

Y, hablando de patriotismo, es necesario mencionar aquí el recuerdo de Ramón Carnicer i Batlle, catalán de Tàrrega, quien, sin haber estado nunca en Chile, compuso el himno actual de aquella nación, -independizada recientemente-, cuando el embajador en Londres de aquel país se lo encargó mientras el músico y compositor se encontraba exiliado.

El himno tiene tanta fuerza que condicionó la letra hasta el punto de que más tarde tuvo que ser modificada por ser excesivamente antiespañola. El maestro compuso también una ópera titulada Cristóforo Colombo, de la cual nunca se encontró el correspondiente libreto y del que solamente se tienen referencias.