CONTANDO LOS HECHOS

Transformar

Ellis Pérez

Recientemente asistí a una conferencia de Fernando Álvarez Bogaert, reconocido ex funcionario y estudioso de los temas sociales y de economía, tanto a nivel nacional como internacional.  

El tema recurrente se puede simplificar en la palabra transformación, con todo el significado que implica esta palabra, aplicada a los principales renglones que aquejan a nuestra sociedad.

En el curso de esta semana el Ministro de la Presidencia Lisandro Macarrulla, tambien destacó la necesidad de transformación que se detecta en una cantidad de variables  de nuestra sociedad.

El Presidente Abinader, con su oferta de cambio, tambien ha hecho mención de la necesidad de transformar algunos aspectos importantes que inciden en nuestro diario vivir y que sirven de base a nuestra institucionalidad.

Así vemos como el Presidente anunció antier el resultado de la negociación del contrato del peaje sombra aplicada a la construcción de la carretera Santo Domingo-Samaná.

En su momento, en mi condición de Asesor Turístico del Poder Ejecutivo, fui invitado por el Presidente Hipólito Mejía a estar presente en ese acto.

Los cálculos no resultaron como se habían proyectado y el déficit de ingreso que se produjo estaba previsto en ese contrato, por lo que el Estado hubo de pagar los déficits producidos que tan costosos han resultado para el país.

Los resultados del primer año de operación de ese contrato al mostrar la realidad de ese déficit producido, debieron inducir a las autoridades a revisar el contrato y buscar una negociación como la que se acaba de producir.

¿Por qué no se hizo? Porque estamos acostumbrados a detectar irregularidades y convivir con ellas siempre que el costo no tenga que ser asumido por bolsillos personales, sino, del fondo común de la nación. Así parece no dolerle a nadie.

¿Estamos en el inicio de un proceso de real transformación? Ojalá que sí.

Como cada año, los medios de comunicación envían a sus reporteros a preguntar a los comerciantes como les está yendo a principio de la temporada navideña.

La respuesta es siempre la misma: Las ventas están muy flojas, todavía no se vende bien, estamos esperando que comiencen a pagar el doble sueldo. Ya el gobierno comenzó a pagarlo.

El aumento del tráfico en la calle es un indicador de que hay más movimiento.

La gente comienza a comprar y a celebrar. Escasean algunos artículos. Los precios se han disparado.

Se hace necesario seleccionar y bien administrar los escasos recursos.