Listin Diario Logo
06 de diciembre 2021, actualizado a las 10:35 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista sábado, 16 de octubre de 2021

OTEANDO

Sentencia abstrusa

Emerson Soriano
emersonsoriano@hotmail.com

 En más de una ocasión he emiti­do opinión en re­lación con el ca­so Odebrecht, el cual, analizado en su estricto sentido técnico, no ofrecía - ni ofrece, porque no ha interveni­do aún sentencia con autoridad de la cosa irrevocablemente juz­gada- vocación para una sen­tencia condenatoria por sobor­no respecto de ninguno de los imputados que finalmente fue­ron a juicio de fondo.

Lo anterior lo he dicho fun­damentado en un simple análi­sis de las pruebas aportadas, las cuales siempre consideré y con­sidero insuficientes para conde­nar a ninguno de los encartados por el tipo de soborno. Quiero aclarar que no he hablado de inocencia, sino de insuficiencia de pruebas que son cosas distin­tas.

En la tarde del jueves pasa­do fue leída la sentencia que pu­so fin a la primera instancia del proceso en la que fueron absuel­tos los supuestos sobornados y condenado el supuesto sobor­nador. Y es aquí donde la deci­sión se me hace abstrusa. No me explico cómo puede haber sobornador sin sobornado o so­bornados.

Repito que mi opinión es meramente técnica y en mo­do alguno pretende defender la inocencia de ninguno de los encartados. Todo el mundo co­noce mi opinión sobre los deli­tos de corrupción y narcotráfico, pero hay garantías para el ejerci­cio y disfrute de los derechos y li­bertades fundamentales que se agrupan para definir lo que se llama el debido proceso de ley. Y más aún, en nuestro sistema procesal -acusatorio adversa­rial- el fundamento de toda de­cisión descansa en lo que ha sido posible probar o no. Por eso hay quienes hablan de “verdad pro­cesal”, que no es más que aque­lla definida por el alcance de lo probado, con independencia de toda verdad histórica o cien­tífica. ¿Qué quiere decir lo ante­rior? Que, aun habiendo un en­cartado cualquiera cometido los hechos que se le imputan, la “verdad” resultante del juicio, concretizada en la sentencia, es­tará en proporción directa con lo que se le haya probado o no en el mismo. Si no hubo pruebas o ellas devienen insuficientes el transgresor de la norma no po­drá ser sancionado.

¿Qué argumento, fáctico o de derecho, probó a quién sobornó Ángel Rondón si todos los coim­putados (supuestos sobornados o destinatarios del soborno) fue­ron absueltos? Escribo sobre es­to solo a título de advertencia y a modo de denuncia de un fenó­meno que está copando el siste­ma: los jueces fallan con miedo al control social de sus decisio­nes. Pronostico que esa senten­cia será triturada en apelación.


Más en Puntos de vista