Listin Diario Logo
23 de septiembre 2021, actualizado a las 12:36 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 03 de agosto de 2021

PEREGRINANDO A CAMPO TRAVIESA

Partido Obrero Socialdemócrata Ruso

  • Partido Obrero Socialdemócrata Ruso
Manuel Pablo Maza Miquel, S.J.
mmaza@pucmm.edu.do

 Nació en 1898, pero ya en 1899, Eduard Bersntein, socialdemócrata alemán, proponía que “la clase obre­ra debería luchar por su causa a través de las orga­nizaciones sindicales y los sistemas parlamentarios es­tablecidos, en vez de dedi­carse a plantear revolucio­nes”. Igual pensaban los llamados economicistas rusos: “el liderazgo políti­co correspondía exclusiva­mente a los intelectuales mientras que los obreros deberían luchar por la me­jora de sus condiciones la­borales a través de las orga­nizaciones sindicales”.

Pero el marxista Pleja­nov se oponía, pues con­sideraba “que los obreros perderían así su identidad propia como fuerza revolu­cionaria, apartándose de la lucha de clases.”

Los mecanismos de re­presión de los zares pre­ferían que los obreros pe­learan batallas sindicales y dejaran a otros las luchas políticas.

Vladimir Ilich Uliánov, alias Lenin (1870 – 1924) se opuso a los economicis­tas. En su panfleto “¿Qué hacer?” de 1902 afirma­ba que el partido debía ser como la vanguardia de la clase obrera. “Solo el lide­razgo fuerte de una peque­ña élite de revolucionarios profesionales podría ga­rantizar la unidad del par­tido y el control de los obre­ros.” Eventualmente, este pequeño grupo podía diri­gir un proceso revolucio­nario, incluso en una socie­dad campesina como lo era Rusia en un 95%.

En 1903 ocurrió la rup­tura del Partido Obrero Re­volucionario. Lenin aboga­ba por que “una pequeña élite revolucionaria con­trolara el partido, mientras que Martov proponía una dirección más democrática. Lenin pensaba que cuando cayera el Zar se debía esta­blecer “una dictadura revo­lucionaria provisional del proletariado y el campesi­nado, con lo que anticipa­ba así el uso del terror a fin de establecer la dictadura” (Robert Service, 2016, 38).

En una de las votacio­nes, el grupo de Lenin te­nía la mayoría y por eso les llamaron los bolcheviques, aunque luego la perdie­ran. La facción de Martov fue conocida como los men­cheviques, la minoría. Los mencheviques seguían or­todoxamente las ideas de Marx, es decir, Rusia tenía que progresar primero y pa­sar a ser una sociedad indus­trializada, con organismos liberales y una clase obrera importante. Luego, esa cla­se obrera haría la revolución hacia el socialismo.

Despuesto el Zar y fra­casado el gobierno pro­visional, el 5 de mayo de 1917 los mencheviques y los eseristas formarían go­bierno. Milagrosamente, Lenin, exiliado ruso resi­dente en Suiza, había lle­gado a la estación de tre­nes Finlandia. Contaba con pocos partidarios, pero en­tendía la situación mejor que nadie. Era el 3 de abril, 1917.