Listin Diario Logo
23 de septiembre 2021, actualizado a las 12:36 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista miércoles, 28 de julio de 2021

ORLANDO DICE...

Asomo de verdad

  • Asomo de verdad
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice

Al PLD de Dani­lo Medina le critica la Fuer­za del Pueblo de Leonel Fer­nández su abandono de los principios de Juan Bosch.

El hecho es interesante, y de­muestra que la política es un bufeo, pues de ese abandono se acusaba al PLD cuando no se había dividido.

Lo mejor de todo es que la de­nuncia, cuando era al conjun­to, era suscrita por el universo contrario al partido morado en el poder, y ahora que es a una parte, también. No se advirtió ni advierte que esos núcleos políti­cos o de sociedad civil no fueron partícipes de las ideas o luchas de Bosch en ese tiempo.

Eran contrarios al líder ad vitam del PLD, y esos señalamientos tenían un propósito de enfren­tar a los peledeístas entre sí. An­tes no, pero ahora sí la insolen­cia parece ser efectiva, ya que los que abandonan el barco de la es­trella amarilla, dicen hacerlo por ausencia de los principios funda­dores.

El PLD intenta corregirse, y el Congreso y las acciones que to­davía sigue tomando van en esa dirección. Asemejarse al partido de los primeros tiempos, cuando Bosch era lúcido y se afanaba en completar la obra de Juan Pablo Duarte. Que se sepa, ese empo­deramiento político no provoca en los tránsfugas ningún efecto, ya que no se registra retorno.

O por lo menos no en los térmi­nos de recuperar las potencias de tiempos atrás, y que extraña­mente tampoco sería igual al rei­nado de Bosch.

Ese es un punto que no se tiene en cuenta, ni los críticos de afue­ra ni los detractores de adentro. El PLD creció de manera despro­porcionada en su hora de poder, y logró hacerse con el gobierno, porque dejó de lado los princi­pios de Bosch y lo sustituyó por el pragmatismo de los emergen­tes. Lo de Bosch era una larga lu­cha, como la de Mao Tse Tung en China o el tío Ho en Vietnam. Los muchachos encontraron el bajadero de Joaquín Balaguer, y coronaron.

Si es por Bosch o con Bosch to­davía estuvieran vendiendo pe­riódicos en las esquinas o ha­ciendo rifas para financiar sus actividades.

Decir lo contrario sería mentir.