Listin Diario Logo
23 de septiembre 2021, actualizado a las 02:09 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 26 de julio de 2021

ORLANDO DICE...

Una mera inquietud

  • Una mera inquietud
Orlando Gil
gil@claro.net.do / @orlandogildice

Que el gobierno se guardara la pelota y no lanzara a primera en la escogencia del Tribunal Superior Electoral, inquieta. Pudiera intrigar, pero no llega a tanto, y lo mejor de todo, la posposición no dispara las alarmas. Aun cuando debió explicarse el retraso. Más que calendario era un cronológico, y el Consejo de la Magistratura puso fecha a cada uno de los episodios del proceso.

Convocatoria, inscripción, depuración, examen, nombramiento y juramentación. Expedito el tiempo de habemus TSE. La calle que piensa buscó una explicación oficiosa a la ocurrencia. Que hubo de suspenderse porque el presidente debía asistir al funeral de la madre de Leonel Fernández. Que debía consultarse o tenerse en cuenta al presidente de la Fuerza del Pueblo, y no estaría en condiciones de hacer sus “aportes”.

Esas ligerezas se permiten en el debate nacional, pues ese hecho era imposible de ocurrir si se recuerda que la elección se hace al margen de la política y que se aprobarían independientes. Un chiste malo, pero de época, que da risa, divierte y entretiene.

Otra apreciación sería que, a pesar de los muchos llamados, la calidad y la competencia no eran suficientes para los pocos a elegirse. Una simple pasada pone en evidencia otro fenómeno. Contrario a selecciones anteriores, esta vez no hubo rumores ni se apostó a favor de determinados candidatos. Ni los partidos ni la sociedad civil se decantaron por este o por el otro, y en un principio fue lenta la acogida al convite de la CNM. Un aspecto que no se tiene en cuenta, pero que podría ser relevante, pues tampoco se denuncian acercamientos o aprestos.

El Consejo de la Magistratura actuaría por primera vez sin el apuro, la demanda o el reclamo de grupos o sectores, como es característica común de estos escrutinios. Se librará solo, sin aposento ni debajo de la mesa, como deberá ser el día que la institucionalidad sea plena y cada órgano público responda a su esencia y naturaleza.

Aunque fuera bueno que no se hiciera del TSE un tema, pues la opinión pública luce contenida, pero se sabe volátil.