Listin Diario Logo
26 de septiembre 2021, actualizado a las 01:34 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista sábado, 17 de julio de 2021

COLABORACIÓN

Vertederos: Problemática y solución

  • Vertederos: Problemática y solución
Alexandra Izquierdo

II
Mucho se ha hablado y propuesto en las últimas décadas en busca de una solución definitiva al problema del manejo de los residuos sólidos en la República Dominicana, y es que casi toda actividad humana en el mundo produce algún tipo de desecho, en el caso de la basura en nuestro país ya hemos dicho que se producen unas 13 mil toneladas diaria.

Las cuales son apiladas en montañas gigantes en los vertederos a cielo abierto diseminados por todo el territorio nacional, acción que constituye uno de los principales problemas medioambientales de la República Dominicana y demanda una acción directa de nuestra nación para frenar el daño que le hacemos a nuestro planeta.

Recientemente el presidente Luis Abinader declaró de interés nacional, mediante el Decreto 62-21, la intervención para la remediación y construcción de estaciones de transferencias de los vertederos a cielo abierto de Santo Domingo Este, Punta Cana, Puerto Plata, Haina, Las Terrenas, Nagua, Higüey y Samaná. Posteriormente han agregado otros como el de Sosúa.

  Ya anteriormente también se han tenido intenciones e iniciativas para adecuar vertederos a un modelo menos nocivo al medio ambiente pero sin dudas esta es la mayor muestra de voluntad política para enfrentar el problema.

¿Pero cuál debe ser la remediación posible para los vertederos Dominicanos?

En casi todos los países medianamente desarrollados de Latinoamérica han avanzado a un modelo de implementación de rellenos sanitarios que según el estudio EVAL (BID-OPS) 2002 comparado con los resultados obtenidos en la EVAL 2010, se observa un aumento significativo en la cobertura de rellenos sanitarios, del 22,6% al 54,4%, en la región; Sin embargo, no incluye avances para nuestro país.

Los rellenos sanitarios son instalaciones que se construyen con un tiempo de vida útil calculado y para que sean exitosos deben estar acompañados de una planta clasificadora de desechos, una de tratamiento de lixiviados así como también la fosa impermeabilizada para la disposición final de los desechos no reutilizable.

La planta clasificadora debe cumplir la misión de que una vez entre el camión recolector deposite la basura en una estación separadora donde se dividen y clasifica la basura según su tipo, metales, plásticos, vidrio, no reciclable y materia orgánica para posteriormente aprovecharlos volviendo incorporando el vidrio, metales y plásticos nuevamente a la cadena de producción industrial, mientras que con la materia orgánica se realiza un compost que luego de un proceso de secado se convierte en abono orgánico.

La fosa impermeabilizada se construye para verter la basura que no puede ser utilizada nuevamente, dicha fosa se le coloca una membrana impermeabilizante que no permite a los lixiviados escurrirse al subsuelo, canalizando a través de tuberías a una laguna de lixiviados hasta que sean tratados, también en la fosa se deben colocar tuberías en forma de araña por las cuales se extraerán los gases producidos por las descomposición de la basura y pueden ser utilizados como combustible o quemados para evitar que se escapen a la atmósfera. Diariamente se prensa la basura vertida, se le coloca una capa de tierra y se vuelve a prensar para evitar que la fosa se llene rápidamente y contener los gases bajo tierra.

En tanto que la planta de tratamiento de aguas residuales deberá extraer los líquidos tóxicos de la laguna de lixiviado depositándolos en tanquetas y mediante procesos químicos y bacterianos tratar las aguas hasta cumplir con las normas medioambientales que permitan utilizar esas aguas para riego o puedan ser incorporada sin riesgo a un afluente natural, en dicho proceso se puede purificar el líquido hasta en un 97%.

  La construcción y operación de obras de este tipo es costosa y no puede ser asumida por los ayuntamientos del país que en su inmensa mayoría carecen de recursos para poder llevarlos a cabo, en ese sentido el gobierno en su decreto designa la responsabilidad en la Dirección General de Proyectos Estratégicos y Especiales de la Presidencia (PROPEP), estos deben ser consciente de que para que este plan funcione y sea sostenible se requiere alianzas público privada y fortalecer el trabajo mancomunado de las alcaldías.