Listin Diario Logo
20 de septiembre 2021, actualizado a las 12:13 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 09 de julio de 2021

EN POCAS PALABRAS

La tragedia de Miami

  • La tragedia de Miami
Juan Guiliani Cury

Unas 36 personas han sido reportadas de fallecidas y faltarían de 109 de ser sus cuerpos rescatados de las personas atrapadas en el derrumbe del edificio en Miami Beach, hace dos semanas. La zona de la tragedia fue en Surfside, a la vera de la concurrida playa de esa conocida zona de diversión de la ciudad de Miami. El condominio Champlain Towers, se derrumbó el pasado 24 de junio aproximadamente a la 1:30 p.m. de la madrugada, según reportaron las autoridades de la llamada Ciudad del Sol. Una familia completa de apellido Guara, integrada por una pareja de esposos y dos niñas de 10 y 4 años que perecieron fueron de la tragedia más impactante del horroroso hecho. Una brigada de 50 especialistas rescatistas de Israel llegaron a Miami para unirse a la búsqueda de sobrevivientes como identificar cadáveres, algunos de ellos de origen israelí en el desastre de la llamada “zona cero”, donde ocurrió el hecho.  Grupos internacionales de países como México y otros, han ofrecido su cooperación a las autoridades del estado para las labores de rescates, encontrar sobrevivientes e identificación de cuerpos humanos. La tormenta tropical Elsa ha sido un factor adicional que ha afectado las labores de los rescatistas debido a las lluvias y vientos en el área. Lo que narro lo he visto en la televisión estadounidense y el sentir de que a cualquiera le pueda pasar, es pensar que, “nada es nada.” En la escena se han visto perros adiestrados en rescate de vidas humanas y los famosos caninos golden retriever, utilizados para consolar a familiares de las víctimas. La tragedia de Surfside llama la atención para que las edificaciones de ciertas alturas sean revisadas en la atractiva meca norteamericana de parte de los reguladores inmobiliarios y donde millones de visitantes extranjeros y locales visitan anualmente esa paradisiaca ciudad. En nuestro país, no deja de preocupar este hecho, y mirarnos en el espejo de lo sucedido en el sur de la Florida. Afortunadamente, ningún ciudadano dominicano ha estado entre las victimas o residentes en el colapsado condominio residencial. Así es que también hay que poner las “barbas en remojo,” y aquí, reforzar nuestras edificaciones de mayor altura. Q.E.P.D. esos ciudadanos de ultramar.