Listin Diario Logo
27 de septiembre 2021, actualizado a las 12:21 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista sábado, 26 de junio de 2021

SONDEO

La ciclovía: un error

  • La ciclovía: un error
Luis Encarnación Pimentel

Como ensayo, solo como eso, la idea de habilitar un carril exclusivo para la circulación de bicicletas por determinadas calles de la capital – ya de por sí estrechas y congestionadas por un incontrolado parque vehicular- fue excelente. Todo un palo y una novedad que, de seguro rodeada de las mejores intenciones, pudieron llevar a la alcaldesa Carolina Mejía y al equipo municipal que le acompaña a estimular el uso de este medio de transporte para ahorrar combustible, mientras les garantizaba mayor seguridad a los arrojados ocupantes que decidieran lanzarse a la vía, por mero deporte o por precariedad económica. Pero por lo infuncional y el caótico resultado que se observa a diario, sobre todo a partir de unos dañinos separadores de cemento colocados en determinados puntos, la errática iniciativa se inscribe dentro de las cosas que deben ser corregidas a tiempo, antes de que los perjuicios que se ven sean mayores y que los efectos en términos de imagen deriven en una metedura de pata hasta el cuello(?). Por más elevados, túneles y esfuerzos que hagan las autoridades de tránsito, desplazarse en la ciudad capital, aun sea a pie, es un gran riesgo y serio dolor de cabeza, porque el espacio es el mismo – o se reduce-, mientras las ferias que auspician el Banco de Reservas, el Popular y otros del sistema incorporan cada año miles y miles de vehículos al parque saturado que ya se tiene, sin sacar los que están circulando, aun estén destartalados. Con ese panorama, donde parecería que en las calles de la capital hay más vehículos que personas, usted no puede darse el lujo de quitarle un carril - reduciendo de tres a dos- a calles estrechas y de amplia circulación vehicular, como la avenida Bolívar, para habilitarle un espacio exclusivo a ciclistas que pasan muy esporádicamente por dichos espacios que, finalmente, a quienes ha venido a beneficiar es a los motoristas. Previa campaña educativa, para que se defienda y proteja a los ciclistas que se desplazan por avenidas y carreteras de todo país, estos deben llevar sus bicicletas al parque Mirador, al Botánico y a otros espacios públicos menos riesgosos y más adecuados, pero no competir con el peligro, el caos y con las imprudencias del montón de conductores de vehículos públicos y privados de la ciudad capital. El carril exclusivo o la ciclovía - incluyendo educación y sanción -, solo se entendería en calles estrechas como la Bolívar, sin los pilotillos amarillos de cemento colocados - ya todos chocados-, para que los vehículos puedan avanzar por ellos cuando no vayan ciclistas, qué es casi nunca (¿). ¡Corrijan ese error!