Listin Diario Logo
27 de julio 2021, actualizado a las 01:56 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista jueves, 24 de junio de 2021

EN LA DIANA

Precios transitorios/permanentes

Rolando Reyes
rolandoreyesyasociados@gmail.com

 Primer Tiro
A pesar de la acep­tación generali­zada del carác­ter transitorio del choque in­flacionario externo, debería someterse a prueba la hipóte­sis (cuasi aceptada) de que el nivel general de precios retor­nará al punto en que estaba antes de la Pandemia. Si se ha producido un aumento súbi­to de la demanda mundial de bienes y servicios básicos, con una oferta rígida a corto plazo de los mismos, y si se necesi­tan inversiones fijas y en capi­tal de trabajo para reponer la capacidad productiva prepan­demia, entonces la hipótesis nula a someter a prueba debe­ría ser la de que todos los pre­cios no volverán a los niveles existentes antes de la pande­mia. El tiempo requerido para ajustar la oferta a la demanda, y los costos en que se incurri­ría, son dos factores claves, los cuales deberían ser considera­dos caso por caso. La inflación, medida como el porcentaje de cambio en los precios, se re­ducirá, pero eso no significa que el nivel general de precios también se reduzca, lo cual ocurre solo cuando la inflación es negativa, lo que es muy po­co probable que se registre en los próximos meses.

Segundo Tiro
Recuperar los niveles de pro­ducción mundial prepande­mia de bienes básicos agríco­las (trigo, maíz, sorgo, soya) requiere de inversiones y del tiempo que demanda el ciclo de cada cultivo, y lo mismo es válido para otros bienes bási­cos no agrícolas, como el ace­ro, el cemento, y otros de ori­gen no renovable. Los niveles de producción volverían a los de antes de la pandemia, pero los costos de los insumos y del capital de trabajo serían más altos, lo que significa que los precios tendrán el efecto per­manente del alza permanen­te en los costos. Pero el gran riesgo para una economía im­portadora de los bienes y ser­vicios sujetos al choque infla­cionario mundial, es el de una prolongación del mismo, que genere expectativas de per­manencia, las cuales a su vez podrían conducir a una situa­ción de inercia inflacionaria, en la que todos asumen que los precios seguirán subiendo, todos tomando medidas para protegerse de dichas alzas, ha­ciendo que la inflación de hoy dependa de la de ayer.

Tercer Tiro
Si todo el aumento de precios acumulado durante la pande­mia es transitorio, entonces los sindicalistas no deberían estar demandando aumen­tos salariales, pues el salario real volverá a su nivel ante­rior cuando los precios bajen. Pero una inflación subyacen­te anualizada (la que excluye gran parte de los bienes suje­tos al choque inflacionario ex­terno) de 5.83%, y una infla­ción anualizada de bienes no transables (la que excluye to­dos los bienes importados afectados por el choque exter­no) de 7.39%, indican que no sería así, pues estas medidas alternativas de la inflación re­presentan el 55.6% y 70.5%, respectivamente, del total de la inflación anual acumulada al mes de mayo, lo cual estaría indicando que ya hay un efec­to permanente en los precios, y aunque la inflación sea ce­ro, por lo menos los precios de esta categoría de bienes no se reducirían. El Gobierno y el Banco Central no pueden lu­char contra la inflación inter­nacional, pero por lo menos si pueden evitar un proceso inflacionario inercial inter­no, manteniendo las expec­tativas de alto crecimiento y baja inflación post pandémi­ca, y anunciando un plan de reformas que reduzca la in­flación del alto riesgo fiscal es­perado.