Listin Diario Logo
02 de agosto 2021, actualizado a las 01:07 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista domingo, 13 de junio de 2021

EMPEZÓ HAINA A MOLER

Sigmund Freud, cocainómano

  • Sigmund Freud, cocainómano
Aliany Concepción
consultas@doctoraconcepcion.com

Sigmund Freud dijo una vez: “Si quieres vivir, prepárate para morir”.

El hombre que revolucionó la ciencia con su método para dar significado a los sueños, tenía dos adicciones:

-COCAÍNA, mucho antes de que fuese una droga conocida en el ocio nocturno, el neurólogo austriaco ya abusaba de esa sustancia para sentirse más seguro en las reuniones y fiestas; como él decía “Para liberar la lengua”.

El intelectual relató una serie de artículos en los que abogaba por el uso terapéutico, y en algunos experimentos demostró las propiedades de la cocaína como anestésico local.

Dejó de consumirla a la edad de 40 años, ya que empezó a experimentar taquicardias y al ver que su desempeño intelectual se desgastaba considerablemente, pero no le fue fácil.

-FUMADOR DE PUROS. Fue diagnosticado de cáncer del paladar, el cual le dejó incapacitado por quedar sordo de su oído derecho.

A consecuencia de esto pasó por quirófanos en más de 33 ocasiones.

Pero como ocurre con muchas adicciones, él continuó fumando a pesar de las consecuencias.
Su vida se apagó un 23 de septiembre de 1939, en Londres, cuando decide pedirle a su médico personal que le quitara el sufrimiento. Ya no podía más, ya no quería seguir muerto en vida.

Su médico le suministró tres inyecciones de morfina y el padre del psicoanálisis murió de una sobredosis de opiáceos.

¿Quién podía imaginar que un ser con tanto potencial y recursos psicológicos terminara siendo víctima de las adicciones?

Todos podemos en algún momento de nuestras vidas, por alguna situación personal o profesional, vernos sobrepasados, sentirnos perdidos y recurrir a conductas que no nos aportan, más bien todo lo contrario. La autodestrucción es silente y puede que hasta consciente.

Es fundamental no juzgar y empatizar con este tipo de trastornos y enfermedades, porque no somos libres de poder tener algún problema de salud mental y aquí un ejemplo real, el padre del psicoanálisis fue drogodependiente.

Toda una vida llena de logros y drogas.

www.doctoraconcepcion.com