Listin Diario Logo
24 de septiembre 2021, actualizado a las 12:20 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 31 de mayo de 2021

ORLANDO DICE...

Nunca es tarde

  • Nunca es tarde
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice

Los partidos pudieron haberse involucrado desde un principio en la vacunación, sin que tuvieran que reconocer al gobierno diligencia y provisión.

La pandemia es diversa en causas y efectos, pero en lo que tiene que ver con la gente, la vacunación es lo primero.

Sin embargo, la colaboración no fue la reacción más inmediata, sino que se dedicaron a dar pautas a distancia, como si fueran especialistas. Ahora acometen la acción y ofrecen y usan los locales como centros de vacunación, y aunque no se lleva cuenta de si acuden o no, los afiliados tienen la posibilidad.

Además, de que siempre será mejor que ayuden a que obstaculicen. Y fue evidente la resistencia de una parte de la población, como que – también -- las campañas no fueron suficientes.

El nuevo talante responde a un conocimiento, y no solo sentimiento. Se politizó antes y se politiza ahora, y la perversidad no se queda fuera del combate político.

Lo que ocurrió en tiempos de campaña, también ahora en época de gobierno: el manejo de la crisis sanitaria no gana aplausos, pero sí número en las encuestas.

Ese filete va a la mesa del gobierno y los partidos no consiguen ni sobras. Conviene, por tanto, ponerse donde el paciente vea.

Como el padecimiento se generaliza de manera desbordante, todo el mundo tiene un pariente que pasa por el trance, sea solo contagio, o en el peor de los casos, muerte.

Tantos dolientes no se pueden quedar fuera de las influencias de la política, y de ahí la preocupación, el afán y el esfuerzo.

Igual que hace la empresa privada, que ya no solo exhorta, sino que pone su publicidad a favor de la gesta de la vacunación, creándose un ambiente de saturación. De tanto decírsele, los radicales cederán, pues se tiene comprobada la fórmula: un mensaje repetido, incluso por diferentes vías, convence a los obtusos.

Lo importante es que los partidos pusieron manos a la obra, y nunca es tarde si la dicha es buena. Aunque pudieron desde el inicio, y tal vez el saldo fuera menor.